La inflación de abril fue del 4,1% según el INDEC


La inflación de abril fue del 4,1% según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec). De esta manera, se desaceleró respecto de marzo pero dio arriba del 4% por cuarta vez en los últimos cinco meses. En lo que va del año los precios subieron 17,6%, una cifra que complica el cumplimiento de lo presupuestado por el Gobierno Nacional.

 

La inflación núcleo, que no contempla ni precios regulados por el Gobierno ni ajustes por factores estacionales, fue del 4,6% en abril, casi el mismo nivel en comparación con el mes previo.

 

En cambio, los precios regulados redujeron su suba hasta 3,5% mensual (vs. 4,5% en marzo) y los estacionales se desaceleraron significativamente desde el 7,2% hasta el 2,2% por bajas en frutas y verduras, y menores incrementos en la vestimenta.

 

La inflación de abril: qué fue lo que más aumentó

 

Lo que más subió en el cuarto mes del año fue la indumentaria (+6%), que ya había registrado un importante salto en marzo a partir del cambio de temporada en ropas exteriores. Detrás le siguieron las subas en transporte (+5,7%), impulsadas por alzas en naftas, adquisición de vehículos y en la tarifa de los taxis.

 

El podio lo completó, con una leve desaceleración, el rubro de alimentos y bebidas (+4,3%), que es el de mayor ponderación en el Índice de precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC. Los aumentos a nivel nacional fueron traccionadas por lácteos, aceites, productos para infusiones, pan y cereales, y carnes.

 

En el Gran Buenos Aires (GBA), los alimentos que más subieron fueron: el dulce de leche (+22,4%), la manteca (+18,2%), la lechuga (+17,9%), el vino (17,9%) y el arroz (+16,3%).

 

También se percibió un ascenso por encima de la media en la división equipamiento y mantenimiento del hogar, fundamentalmente a partir de un aumento paritario para el Servicio doméstico.

 

En el otro extremo, los tres rubros que menos aumentos de precios tuvieron fueron comunicación, recreación y cultura, y educación, este último con una gran desaceleración respecto de marzo, mes .


La inflación de marzo, según el Indec

 

En marzo la inflación había sido del 4,8%, un récord desde septiembre de 2019. Esta cifra fue generada, por un lado, por factores estacionales pero también por la inercia que vienen exhibiendo los aumentos de precios desde el último trimestre de 2020. Salvo en febrero de este año, desde diciembre la inflación mensual fue igual o superior al 4%.

 

"La inflación es un síntoma de desequilibrios económicos, que hace muchos años no se puede resolver de manera sostenida en Argentina. Estos niveles de inflación dificultan la recuperación del salario real, que ya lleva cuatro años de caída continua", sostuvo Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

 

De acuerdo con lo informado por el INDEC esta semana, en marzo los salarios subieron 5% impulsados por mejoras para los trabajadores del sector público y para algunos segmentos del sector privado como Entidades Deportivas, Comercio, Textiles, Gráficos, Madera, Carne, Maestranza, Alimentación y Sanidad.

 

De esta manera, en el primer trimestre los sueldos crecieron 13,1% y lograron empatarle a la inflación. Sin embargo, según datos del IARAF, en los últimos cuatro años los trabajadores informales perdieron un 24,5% de poder adquisitivo, los trabajadores del sector público un 21,6% y los del privado registrado un 16%.

 

Los aumentos de precios acumularon un 46,3% en los últimos 12 meses. Con este panorama, las consultoras y entidades financieras del sector privado que participaron del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) proyectaron que la inflación minorista acumulada para diciembre de 2021 se ubicará en 47,3% interanual, lo cual significó un alza de 1,3 puntos porcentuales respecto de los pronósticos anteriores.

 

Si se anualiza inflación acumulada hasta el momento, 2021 cerraría con una inflación en torno al 60%, muy por encima del 29% estimado por el Gabinete Económico, que a este ritmo se alcanzaría ya para el mes de julio. Para el resto del año el sector privado espera que los precios tomen un camino descendente aunque la baja debería ser notable como para que se llegue a una cifra cercana a la del Presupuesto.

 

Publicar un comentario