MADARIAGA: Entró a un bar, dejó la bicicleta de su esposa sin candado y cuando salió vio como un hombre huía con ella

 


El barrio Belgrano fue el sitio de la escena de este hurto. En Perú entre Costa Rica y Nicaragua un vecino decidió entrar a un bar y dejó la bicicleta playera apoyada contra la pared de la propiedad sin ningún tipo de mecanismo de seguridad colocado.

 

Otro cliente entró a los gritos para advertir a todos que un delincuente se llevaba el rodado. A viva voz lo identificó y todos salieron a la calle, entre ellos la víctima, que pudo ver a unos 70 metros al individuo con le bici.

 

Se trata de una playera roja o anaranjada –por el paso del tiempo- con algo de óxido y distinto modelo de cubiertas.

Publicar un comentario