Lo acusaron de robar un desodorante y ahora le tienen que pagar 2 millones de pesos


El Juzgado en lo Civil, Comercial y Familia de Bell Ville determinó que la cadena de supermercados La Anónima deberá pagarle 2 millones de pesos a un hombre que fue maltratado por los guardias de una sucursal tras acusarlo de robar un desodorante de 20 pesos.

En febrero de 2017, Alejandro fue junto a su esposa a un supermercado nuevo en la ciudad de Marcos Juárez, en Córdoba. Luego de realizar la compra y abonar los productos el matrimonio quiso salir del comercio, pero en la puerta comenzó a sonar la alarma.

El hombre asegura que los guardias “lo tacklearon” y lo maltrataron frente a decenas de personas oriundas de la localidad, de las cuales varias lo conocen. Alejandro fue trasladado hacia un sitio apartado donde lo acusaron de no haber pagado los productos y comenzaron a revisar uno por uno.

En ese momento, los guardias argumentaron que un desodorante que costaba 20 pesos supuestamente no había sido abonado, a pesar de que la cajera que lo atendió afirmó que el cliente sí lo había pagado.

“Alejandro lo volvió a pagar y se fue a la casa con vergüenza por tamaña acusación de robo. Más tarde, con más tranquilidad, se dio cuenta de que el producto aparecía en el ticket, y por ende, lo había abonado, pero no le habían quemado el código de barras”.

Le explicó Catriel Magarello, abogado de la familia, a Cadena 3.

Con las pruebas de su inocencia el hombre inició una causa penal. Ahora, el Juzgado en lo Civil, Comercial y Familia de 2° Nominación de Bell Ville, condenó a la cadena de supermercados La Anónima a indemnizar al matrimonio por daño moral, psicológico y punitivo.

La suma es de 200.000 pesos más intereses, lo que junto a todos los gastos resulta una cifra cercana a los 2 millones de pesos.

“Luego de determinar la aplicación de la Ley de Defensa del Consumidor, la magistrada consideró que los dependientes del supermercado que intervinieron en el hecho no actuaron con la discreción, prudencia y reserva que merecía el caso. Esto, sumado a que el acontecimiento ocurrió en una hora pico de concurrencia, cerca de las 11 horas, en una ciudad en la que los damnificados eran conocidos”.

Explicó la Justicia de Córdoba sobre el fallo de la jueza Molina Torres.

Vale destacar que al enterarse de la denuncia de Alejandro, desde la cadena de supermercados le ofrecieron un resarcimiento de 50.000 pesos, pero él se negó a aceptarlo. Además, dos de los tres guardias que intervinieron en el momento fueron inmediatamente despedidos.


Publicar un comentario