La vida criminal del remisero que masacró a golpes a una chica para robarle en La Plata


Al percatarse que dos pasajeros que habían olvidado las llaves de su casa en el asiento de atrás, el remisero Marcelo Alejandro Saleh de 55 años, con extenso prontuario por robos, aprovechó la oportunidad de concretar una sencilla entradera pero que tuvo un desenlace fatal. 

Saleh había llevado en la mañana del sábado a Ernesto Arredondo y a su esposa, Stella Maris Maciel, desde su casa en el barrio Altos de San Lorenzo, en La Plata, hasta la Unidad Penitenciaria 42 de Florencio Varela con cuatro horas de espera.

Con las llaves en el asiento de atrás, el remisero calculó que tenía toda la mañana para regresar al domicilio, en 75 entre 21 y 22, entrar, robar y volver a buscarlos.

Así, cerca de las 9.30, una hora y media después de dejar a sus clientes, Saleh llegó a la vivienda y al ingresar por la puerta principal se encontró con la hija de sus pasajeros Ayelén Arredondo, de 23 años, quien lo reconoció enseguida.

Ese fue el motivo por el que chofer la mató a golpes en el rostro y en el cuerpo con una barreta, según reconstruyeron los investigadores. Las lesiones en los brazos de la joven evideciaron que ella intentó defenderse del brutal ataque.

Tras recorrer las habitaciones y robar 8 mil pesos, salió para ir hasta el auto que dejó a cinco cuadras. Un comerciante que estaba por abrir el local cerca de la esquina de 75 y 21 vio salir a un hombre encapuchado, en actitud extraña del interior de la vivienda.

La puerta había quedado entreabierta y el vecino pudo ver el escenario del crimen: la joven desangrada, sobre un diván del comedor. Pidió a otro hombre del barrio que llamara la ambulancia y salió a buscar al sujeto. Lo encontró a 300 metros. Tenía algunos cortes en el brazo y restos de sangre. Intentó explicar que había sido víctima de un robo, pero el testigo lo retuvo y llamó al 911. Pocos minutos después, el remisero quedaba detenido.

No es la primera vez que Saleh queda a disposición de la Justicia. Estaba en libertad desde junio de 2018, cuando salió de la Unidad 9 de La Plata tras cumplir una condena de casi seis años por "tentativa de robo calificado con uso de arma de guerra".

En 2012, una patrulla de la Comisaría 1° de Ensenada lo encontró "en flagrancia", mientras intentaba entrar a un departamento a robar y peleaba en el balcón con su dueño. Por ese hecho, estuvo unos meses en libertad condicional.

Además tiene antecedentes por tenencia de arma ilegal (2010), un robo calificado en La Plata (1997), un robo en Lomas de Zamora (1996) y un hurto en Mar del Plata (1986).

El fiscal Juan Menucci, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial La Plata, ordenará en las próximas horas la detención formal de Saleh por "homicidio criminis causa". Es decir, mató a Ayelén para ocultar otro delito y en caso de ser considerado culpable, contempla prisión perpetua.




 


Publicar un comentario