La historia de Abril, la joven que rifa su caballo para comprar una mejor bici para competir



Abril Garzón tiene 16 años, desde el año pasado integra el seleccionado argentino junior de ciclismo y sueña con llegar a competir a nivel profesional en un deporte que comenzó a practicar siguiendo los pasos de su mamá Daniela, ex triatleta y profesora de Educación Física (al igual que su papá). Nacida en Huinganco, un pueblo de apenas mil habitantes del norte de Neuquén, como muchos atletas argentinos debe recurrir a veces a soluciones creativas para juntar fondos y costear los gastos que conlleva una carrera en el alto rendimiento.


En este 2021, con dos compromisos importantes en el calendario -el  Argentino de Ruta, que se disputará en Chilecito a fines de este mes, y el  Panamericano de Ruta y Pista, que se hará en México con fecha a confirmar (probablemente en junio)-, necesitaba comprar una rueda especial para su bicicleta. Y junto a su familia organizó una rifa, como había hecho ya varias veces, con un primer premio muy especial: su caballo.


"Necesitaba la  rueda tapada para poder competir en ruta y también un manubrio de contrarreloj, que son bastantes costosos. Así que buscamos la forma de juntar la plata y pensamos que la rifa era la forma más sencilla de conseguir el dinero", contó Abril desde Rafaela, donde está entrenando.


"Yo vivo en Huinganco, donde  es muy común la venta y compra de caballos, porque son animales de trabajo y transporte, no tanto mascotas. Poniendo mi caballo como premio nos garantizábamos que en la zona se iban a vender mucho los números. Hace varios años que no lo uso, porque para las fechas de las cabalgatas que hacemos siempre con mi familia, suelo estar compitiendo, y un caballo es costoso de mantener, entonces lo metí en la rifa", explicó.


Esa curiosa recompensa le permitió, además, vender los números a un precio más alto: mil pesos. Como segundo premio se puso un corderito; el tercero, es un chivito; el cuarto, un bolsón de harina; y quinto, un bolsón de azúcar.


La idea le dio resultado porque los 200 números que habían puesto en venta para el sorteo, que se realizará este viernes, se agotaron rápidamente y tuvieron que sacar 50 más.


Como  aún no tiene sponsors privados, Garzón se "banca" la carrera con ayuda de su familia. Por eso, organizar rifas con el fin de juntar dinero para los gastos de su carrera no es raro. "Ya habíamos hecho algunas antes para algún viaje u otros gastos. Sabíamos que iba a funcionar", explicó.

Publicar un comentario