Investigan la muerte de beba asistida por un curandero en Santiago del Estero


Un muerte sospechosa tuvo lugar en la localidad santiagueña de Loreto, donde una mujer con una criatura de tres meses ingresó de urgencia al hospital local en estado desesperante buscando ayuda, pero los médicos no pudieron hacer nada por su beba, que había bebido té de manzanilla antes del incidente.

El episodio tuvo lugar días atrás, cuando tras la llegada de la mujer el médico de guardia de la localidad de Ojo de Agua, examinó a la víctima y determinó que la menor presentaba “un severo cuadro de deshidratación”, por lo que fue derivada a un centro de mayor complejidad por un posible broncoespasmo.

Al llegar a la cercana ciudad de Loreto, la menor comenzó a descompensarse, estaba fría y presentaba dificultad para respirar y al acudir a la guardia del hospital zonal, los galenos que la recibieron indicaron que la “víctima había llegado sin vida”.

Ante la situación, se alertó del hecho al personal de la Comisaría Comunitaria 27 de Loreto y los uniformados se hicieron presentes en el centro de salud, donde se entrevistaron con la madre de la víctima. La misma indicó que “cerca de las doce de mediodía le había dado a su hija un té de manzanilla”.

Además, aseguró que “días anteriores había llevado a su hija a un curandero para que la asistiera, ya que la criatura estaba empachada”. La beba estaba medicada y recibía la asistencia médica correspondiente por su problema de salud, indicó la madre. Luego de darle el té, la menor comenzó a llorar, por lo que pensó que “continuaba con dolor de estómago”. Ante esta situación, decidió trasladarla hasta el centro de salud para que sea examinada por el médico de guardia.

De acuerdo con lo manifestado por la madre de la menor a los “agentes del orden”, la criatura había nacido con problemas respiratorios, por lo que estaba siendo asistida por profesionales.

Investigación

De inmediato, se dio intervención en el hecho al fiscal Rubén Alfonzo, quien ordenó que el cuerpo de la víctima sea trasladado a la morgue judicial, donde se le practicará la autopsia correspondiente, con el fin de determinar fehacientemente las causas de su deceso.

Por otro lado, el fiscal dispuso que se tome declaración testimonial a los enfermeros que trasladaron a la beba y a su madre hacia el centro de salud, mientras se secuestró la historia clínica. Se ordenaron diversas medidas judiciales a seguir las próximas horas por los efectivos policiales.

Informe y elementos

Mientras, los uniformados realizarán un informe socio-ambiental en el domicilio de la víctima para determinar el ámbito donde desenvuelve su vida la familia.

En tanto, se trata de identificar al curandero al que asistía la madre de la víctima, para que pudiera curarla de un problema de salud. Los uniformados secuestraron una importante cantidad de elementos vinculados a la investigación penal preparatoria del caso.



Publicar un comentario