Bebé que sobrevivió a accidente en Ruta 3, fue dado de alta


Los accidentes viales que dejan víctimas fatales son siempre tristes, pero el ocurrido el 29 de diciembre en Cañuelas tuvo una dimensión que lo hizo mucho más dramático: Beltrán Menchón, de 11 meses, fue el único sobreviviente de un choque frontal en el que murieron su papá, el tandilense Juan Pedro Menchón, y luego su mamá, Ana Gabriela Díaz.

Beltrán fue trasladado desde el Hospital Marzetti de Cañuelas al Hospital Sor María Ludovica de La Plata en un helicóptero. Tras 18 días de internación, el sábado 16 de enero fue dado de alta. 

La noticia fue dada a conocer por Walter Britos, el ambulanciero que el 29 de diciembre trasladó al bebé desde la ruta hacia el Marzetti. En ese momento publicó una emotiva foto de la manito de Beltrán sosteniendo su dedo, un inmenso gesto de amor en medio de la tragedia.

"¿Se acuerdan de esta foto que sin querer recorrió el mundo? Se acuerdan del pedido de una oración para mi nuevo amigo Beltrán? Bueno: quiero decirles a todos y agradecer a cada uno de ustedes por sus oraciones y gracias mil gracias por tanto afecto, hoy mi amigo está saliendo para su hogar, gracias a Dios por su mejoría".

Escribió Britos en su perfil de Facebook.

"Desde el primer día estuve contactado con ellos, con sus familiares, a quienes voy agradecer siempre el lugar que me dejaron en sus vida, aunque nunca lo dije por respeto a ellos, sepan comprender el dolor de estas dos familias. Sigo insistiendo en la labor humana que hay en nuestro Hospital Marzetti y sin dejar afuera en lo más mínimo a nuestros queridos Bomberos Voluntarios de Cañuelas. A todos ellos, gracias".

Agregó.

También trascendió que Beltrán vivirá en Salta con su familia materna. Como lo informó InfoCañuelas al momento del accidente, la Arq. Ana Gabriela Díaz tenía una hermana en su provincia natal.

Asimismo, se supo que Beltrán se encuentra en excelente estado de salud a excepción de una pequeña dificultad en un brazo que requerirá atención de un fisiatra.

Juan Pedro Menchón, el papá de Beltrán, oriundo de Tandil, trabajaba como preparador físico en La Dolfina y otros clubes de polo en tanto que su padre, apodado “Paidu” o “El Gallego”, es el preparador personal de Adolfito Cambiaso desde hace una década.






Publicar un comentario