Mató a su perro luego de que mordiera a su hijo en Berazategui: Lo denunciaron por maltrato


El maltrato y la violenta muerte de un perro provocó indignación entre los vecinos de Berazategui, donde un hombre de 29 años fue denunciado en la Justicia después de que colgara del cuello a su perro de un árbol hasta matarlo. Esta mañana el acusado habló con los medios, explicó que su reacción tuvo que ver con que el animal había mordido a su hijo de dos años, pero aseguró que su única intención había sido dejarlo atado para ir al hospital.
“En ese momento mi única preocupación era el nene, que estaba perdiendo mucha sangre”.

Contó Iván.

De acuerdo a su relato, en el apuro porque lo viera un médico llevó a su mascota al fondo de la vivienda e improvisó con una manguera de pintor una forma para dejarlo inmovilizado. 

“No me acuerdo lo que le pasó al perro”.

Dice y lo reitera cada vez que puede. Solo sabe que cuando volvió con su familia encontró al animal muerto y esa imagen fue la que viralizaron sus vecinos.

Lo cierto es que, aunque no admite haber tenido la intención de matarlo, entiende que el dramático desenlace que tuvo la historia fue su responsabilidad. 

“La realidad es que yo colgué al perro”.

Confirmó, despegando del hecho a su mujer, que también estaba en la casa. Sin embargo, lo que en sus palabras parecería haber sido un accidente, no coincide con la versión que aportaron sus vecinos tanto en la Justicia como delante de las cámaras.

La gente del barrio sostiene que este vecino maltrataba habitualmente a su perro, que solía dejarlo solo en la calle y que eran ellos quienes se ocupaban de darle de comer en más de una oportunidad. Cuando lo vieron ahorcado y con una bolsa de plástico en el hocico para que no pudiera llorar, decidieron llevar el caso a otra instancia, lo denunciaron por maltrato animal y también lo escracharon en las redes con fotos y videos. 

“Me molesta que hagan hincapié en la muerte del perro y que no les importe la salud de mi hijo”.

Subrayó el hombre en el programa Nosotros a la Mañana (El Trece), tras asegurar que hace tres días que no puede dormir por el asedio que sufre pero que jamás se le acercó nadie para saber cómo estaba el nene u ofrecerle ayuda. 

“Gracias a Dios estamos hablando de un perro muerto y no de mi hijo muerto”.

Sostuvo, antes de asegurar que sería capaz de volver a hacerlo por su familia.

Publicar un comentario