Seis embarazadas en la mira por el crimen de un bebé con síndrome de Down arrojado a la basura


Seis embarazadas son investigadas en Añatuya, Santiago del Estero, por el hallazgo del cuerpo de un recién nacido con síndrome de Down que presentaba signos de asfixia, en un basural a la vera de la Ruta N°21, en esa ciudad del departamento de General Taboada.

La búsqueda de información en hospitales, postas y unidades de pronta atención en los barrios Sportivo, Villa Abregú y Manzione sobre parturientas recientes es llevado a cabo bajo un total hermetismo por las fiscales Florencia Garzón y María Emilia Ganem, publicó El Liberal.

Además, dispusieron vigilar las rutas en General Taboada y Avellaneda, ya que no descartaban que el crimen pueda haberse cometido en otro barrio y "plantaron" el cuerpo. Ese operativo se realizaba en simultáneo con los de prevención por la pandemia de coronavirus.

Los controles continuaban durante este jueves, desde bien temprano, indicaron desde El Liberal.

Por el momento, los investigadores tienen certezas de que el bebé nació cinco días antes de ser encontrado este martes por un hombre que juntaba plásticos. El cuerpo tenía un peso de 2,150 kilos y estaba oculto dentro de una caja, cubierto con trapos y una bolsa de harina.

También establecieron que habría sido arrojado en el basural por el primero de los dos camiones recolectores de residuos que trabajaron el martes, entre las 7 y 8 de la mañana.

Sin embargo, aún inquieta a los investigadores quién o quiénes son los asesinos y familiares del bebé, los motivos por los que fue asesinado y cómo se desprendieron del cuerpo.

Publicar un comentario