MADARIAGA: Sólo queda disponible 1 cama de terapia y hay tensión en la UTI del Hospital



El Secretario de Salud Amadeo Echeverría confirmó esta noche que sólo queda disponible 1 de las 7 camas que posee el Hospital Ana Rosa S. de Martínez Guerrero por lo que llamó a la reflexión de la comunidad a la hora de cuidarse y mantener la distancia social para extremar las medidas preventivas ante el avance del coronavirus a nivel local.

 

En una entrevista realizada por Canal 3, el funcionario mostró placas con la tasa de contagiosidad de la semana 37 en donde explicó que se ha duplicado el índice de la semana pasada al saltar de 32 a 57 los activos.

 

Actualmente están en uso 4 respiradores. Dos de ellos con pacientes de COVID y los restantes por pacientes con otros males. Pero, en las salas de internación, Echeverría advirtió que hay casos que pueden requerir de la utilización de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

 

Hay gente que se cree inmune y o inmortal y las terapias intensivas están llenas de inmortales que ocupan la cama que por ahí requiere alguien con comorbilidades o que se ha cuidado. Estamos acá porque el mensaje no llega, la tasa de incidencia aumentó y el número de casos se ha más que duplicado.

 

En total hay más de 300 personas aisladas y, con el cambio de los protocolos, una vez que una persona es hisopada debe llenar una declaración jurada en donde tiene que expresar con quién se reunió o a quién vio durante las 48 horas anteriores a la aparición del primer síntoma. En este sentido, el secretario dijo que se encuentran con muchos que “mienten” o que se van a su casa y cuando van a comunicarles el resultado “no están en el domicilio” y “después se enteran que estuvieron en cumpleaños o cenas” porque los amigos se presentan preocupados o con síntomas en el hospital.

 

La ciudadanía en la calle

 

El encargado del área sanitaria aseguró que más allá de ser funcionarios “está muy comprometido” con la atención.


Arriesgamos mucho de nuestra salud y dejamos largas horas en el hospital, en las calles recorriendo domicilios, o haciendo llamados a aislados para frenar la cadena de contagio. Y cuando vas por la calle y ves gente que no guarda distancia, no usan barbijo o comparten una botella de agua esas son las cosas que te duelen.

Que nosotros arriesguemos es porque lo elegimos. Porque somos médicos por vocación. Uno se acostumbra a esto, pero la familia no.

 

 

La primavera, los festejos y la preocupación

La fiesta de la primavera es una tradición en la ciudad, pero, con las condiciones actuales de sanidad, no habrá festejos estatales ni masivos.

 

En este sentido Echeverría apeló a la responsabilidad de los padres para charlar con los jóvenes. Llamó a aislar a los chicos que manifiesten haber estado en alguna reunión numerosa porque sino, dijo, después “vamos a tener gente en la guardia porque no vamos a tener donde internarlos”.

Publicar un comentario