FUE ANTICIPO DE CNM: El gobierno tiene decidido que en octubre regresen los ómnibus y aviones

 

Las autoridades ya lo tienen definido y avanzan en los protocolos. Hay una orden presidencial y los distintos ministerios afilan las propuestas acercadas por los gremios y las compañías. En octubre deben volver a las rutas los colectivos y se tienen que reabrir los aeropuertos.

 

La preocupación de las aerolíneas el mensaje de Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) con referencia a nuestro país precipitaron a todos a salir a dar precisiones acerca de cómo se dará todo.

 

Esta mañana Peter Cerda, vicepresidente para las Américas de IATA, en un comunicado, anticipó que "la continua postergación por parte del Gobierno" de la fecha de reinicio de los vuelos" reducirá aún más la conectividad internacional del país". "Desde el punto de vista de la industria, nos preocupa que el país se convierta en otra Venezuela, que a lo largo de los años ha pasado de ser uno de los mercados clave de la aviación en el continente a tener ahora una conectividad internacional muy limitada", añadió.

  

“Hay que volver a comunicar al país” indicó una fuente consultada por CNM. No obstante aclararon que lo que aprobará nada tiene que ver con lo que existía hasta marzo.


Se van a programar servicios regulares por tierra y por aire entre las principales ciudades.


Los dos ejes de decisiones pasan por los ómnibus de larga distancia y los aviones. Todo, claramente, a resultas de lo que indique y recomiende el Ministerio de Salud y lo que opinen los gobernadores.

 

Lo primero que aclaran es que el regreso de los vuelos y el transporte de pasajeros será para algunos viajeros. Al inicio no se podrá utilizar para el turismo, sino que será para atenciones médicas, urgencias, visitas a familiares y algunas cuestiones laborales.

 

Pero más allá de los movimientos del Gobierno, tanto los transportistas como en las líneas aéreas son cautos. "Si hasta el 20 de septiembre se mantiene el aislamiento no parece factible que se empiece a volar 10 días después", dijeron en una aerolínea.

 

El dueño de una de las empresas de colectivos más grandes de la Argentina agregó: "La idea es esa, empezar con algún movimiento en octubre. Pero la verdad es que si se mira la curva de casos todo podría ser mucho más largo".

 

Para los primeros tiempos no hay que esperar vuelos o servicios diarios como sucedía en marzo. Por ahora se trabaja en algunos servicios semanales pero regulares. Apenas un par por semana pero regulares, de manera que tanto los pasajeros como las empresas empiecen a tener certidumbre.

 

Para los ómnibus de larga distancia, la idea es que se empiece a circular entre las ciudades más importantes. El plan de regreso tiene varios puntos. El primero tiene que ver con la distancia dentro del coche. "La idea es que se ocupe el 60% de los asientos disponibles. De esa manera, se genera un espacio de asiento por medio. Eso es necesario por el tiempo de viaje, que es mucho más largo que un avión", dijo un funcionario que trabaja en el protocolo.

 

Además de las medidas preventivas, como las declaraciones juradas de salud y la toma de temperatura, en el Ministerio de Transporte trabajan en un sistema de trazabilidad de cada pasajero. El sistema que diseñan es que cada viajero tenga asignado un asiento y que se pueda establecer, no solo el destino de cada uno, sino el lugar que ocupaba en el ómnibus para localizarlo en caso de un positivo entre el pasaje.

 

Finalmente, el protocolo que se prepara tiene un condimento más. Para los primeros tiempos de reinicio se eliminarán destinos. Es decir, elegir las capitales y alguna que otra ciudad más y cancelar los servicios a otras para generar menos dispersión.

 

En el Gobierno nadie quiere dar fechas. Saben perfectamente que las decisiones de apertura no pueden ser sólo una decisión central, sino que hay que rubricar con todas las provincias.

Publicar un comentario