(IMÁGENES) Beirut se debate entre el duelo de contar más de 100 muertos y querer saber qué causó las explosiones

Líbano sufrió este martes otro golpe contundente a su ya deteriorada situación socioeconómica, con dos explosiones en la zona portuaria de Beirut que dejaron al menos 100 muertos muertos y 4 mil heridos, además de hospitales destruidos o desbordados, e impactantes imágenes que dieron la vuelta al mundo apenas ocurridos los hechos.
El presidente libanés, Michel Aoun, convocó de inmediato a una “reunión urgente” del Consejo Superior de Defensa para analizar las posibles causas del hecho, el primer ministro Hassan Diab fue tajante al advertir que los responsables “deberán rendir cuentas".
"Aquello que sucedió hoy (este miércoles) no pasará sin consecuencias.
Dijo Diab en un mensaje televisivo y agregó:
Los responsables de esta catástrofe pagarán el precio".
 A pesar de que no existen precisiones sobre las causas de inicio de las detonaciones, las especulaciones iban desde la explosión en un barco que transportaba fuegos artificiales hasta el estallido de un depósito que guardaba toneladas de nitrato de amonio, hipótesis que parece ser la más firme.
De acuerdo al jefe de Seguridad Interna, Abbas Ibrahim, los estallidos ocurrieron en una sección del área portuaria que almacena materiales altamente explosivos, aunque no pirotecnia, según la estatal agencia de noticias NNA.
Al respecto, el presidente Aoun escribió en la red Twitter que era "inaceptable" que hubiera 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma insegura. Según trascendió en las últimas horas, este producto llevaba más de 6 años confiscado en el puerto.
Aunque nadie habló expresamente de la chance de un atentado, fuentes del gobierno de Israel citadas por la televisión pública KAN salieron a aclarar que el país "no está involucrado" en las explosiones de Beirut.

Más de 100 muertos y al menos 4 mil heridos en Beirut
El Consejo de la Defensa, en tanto, declaró a la capital como “zona de desastre” y la destrucción total o parcial de los hospitales cercanos obligaba a trasladar a los heridos a otras ciudades.
Las autoridades dijeron que esperan que el número de muertos aumente aún más a medida que los rescatistas cavan entre los escombros para buscar sobrevivientes: en un primer reporte dieron cuenta de 27 fallecidos, le siguió otro con 73 y luego el último, difundido este miércoles por la Cruz Roja, ubicó la cifra de víctimas fatales a más de un centenar, mientras registraron más de 4 mil heridos.
Además, indicaron que los servicios de emergencias aún buscan a unos 100 desaparecidos entre los escombros.

La agencia EFE señaló que entre los heridos se cuentan algunos cascos azules, de misión en la zona, según un comunicado de la Fuerza de Paz de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL).
A esto, el gobernador de la ciudad de Beirut, Marwan Abboud, estimó que entre 200 y 250 mil personas habían perdido sus hogares y aseguró que estaban trabajando para proporcionarles comida, agua y refugio.

El primer ministro Diab, por su parte, decretó este miércoles como jornada de luto nacional en homenaje a las víctimas y pidió ayuda internacional ante lo que describió como "una catástrofe".

Publicar un comentario