(FOTOS Y VIDEO) PINAMAR: Fue a pedir que bajaran la música y lo reventaron a trompadas

 





Horacio Barrientos (56) jamás se imaginó ser golpeado de tal manera que tuvo que ser internado. Este hombre que vive en Montevideo entre Loria y Arcachón salió a guardar su auto y le pidió a los vecinos que bajen la música.

 

Dos de ellos se le acercaron. Uno lo abrazó y con una manopla le aplicó golpes en la cara. Cuando Horacio se desvaneció en el piso entre dos le pegaron patadas sin cesar para causarle más daño.

 

La víctima tiene desprendimiento de retina, quebradura múltiple del tabique nasal, factura en los faciales y traumatismo de cráneo. A tal punto son las escoriaciones que sus ojos no pueden abrirse.

 


Central de Noticias Madariaga habló con su hija, María Victoria, quién nos relató el momento que le tocó transitar durante la madrugada del sábado. “era como una película de terror. Me desperté y mi papa estaba bañado en sangre”, aseguró.

 

Los atacantes se fueron y, según la hija de la víctima, fueron detenidos en las últimas horas. Uno se llama B. y tiene unos 32 años, el otro M. y tiene 21 años.

 

Ambos habitan en una vivienda de ese barrio Municipal pero la casa no es de su propiedad. Es de una fallecida trabajadora del municipio y sus hijos viven en el exterior por lo que todos los vecinos creen que está usurpada.

 

La fiscal Verónica Zamboni fue quién solicitó la orden de captura para ambos por el delito de lesiones graves. Uno de ellos, B. es un ex presidiario que salió hace poco tiempo del penal de Dolores por el beneficio otorgado ante el avance del COVID-19.

Publicar un comentario