(VIDEO) Mauricio Rojo contó la lucha familiar contra el coronavirus: “Tomamos todas las medidas de precaución y nos terminó pasando porque nadie está exento”

En un emocionante testimonio al canal Telpin TV el conductor radial contó su experiencia y brindó su primera nota luego de superar el COVID-19. Sin embargo, su madre está internada en terapia intensiva, con respirador y recibió plasma de convaleciente para revertir el deterioro que provoca el virus.

Mauricio Rojo es el integrante de la familia geselina que se contagió de manera íntegra hace semanas en el Sanatorio Houssay de Mar del Plata. El virus entró por un enfermero con alta carga viral y se disipó en pacientes y familiares.

El primero en presentar síntomas fue Mauricio y, luego, su hermano. Ellos sólo tuvieron algo de fiebre pero cuando se dieron cuenta ya había más personas alcanzadas, entre ellas su mamá, su papá, la compañera de cuarto y los familiares de ésta.

“Tomamos todas las medidas de precaución posibles y nos terminó pasando. Nadie está exento. Usábamos barbijo, alcohol en gel. No es una enfermedad liviana, es muy compleja y difícil de llevar”, relató.

Desde una habitación asegura que hace 60 días viajaron por una operación simple. El prometió no afeitarse hasta volver y, desde entonces, su barba no para de crecer. Todo se complicó y su madre tuvo ya unas 5 operaciones. Hoy, con coronavirus, lucha por su vida.

Tanto Mauricio como su hermano se recuperaron pero no pueden ver a sus padres porque están internados.
En el Interzonal está su papá que fue el primer en recibir plasma de convaleciente en Mar del Plata. Para el todo comenzó como una simple tos y en 6 horas era una neumonía bilateral. Desde La Plata llevó el plasma y se frenó el período degenerativo. Ahora está mejor pero con oxígeno.

Su madre está grave. “Hace uno días todo se complicó tremendamente y ahora está en terapia y con respirador”, indica. Desde Bahía Blanca llegó para ella su dosis de plasma e intentan que la dosis frene a la enfermedad.

Lo importante de la donación

En su charla con la televisión el hombre siempre ligado a los medios pide “no bajar la guardia” y mantener las medidas preventivas como el distanciamiento social, el uso de barbijo y el evitar lugares cerrados con muchas personas.

Asegura que donará plasma en cuanto pueda y explica que es como una transfusión en donde una persona puede salvar a tres.

“Cuando tenés un familiar querido si no le dan su plasma uno siente que le faltó algo para poder lucharla. Tenemos la tranquilidad de que con papá y mamá hemos hecho todo”, indica.

En un cierre conmovedor Mauricio Rojo lanza una frase contundente: “Queremos todos volver a casa”.

Publicar un comentario