MADARIAGA: la historia detrás de la salida de Ricardo Leyes de la comisaría

El domingo pasado en un control la policía intentó verificar los papeles de un conductor. Sin embargo, este escapó y no pudo ser hallado.

El no informar acerca del hecho en el sistema –por la falta de resistencia a la autoridad- parecía ser la primera irregularidad. No obstante, luego el propio Comisario Inspector Ricardo Leyes se dio cuenta que ese vehículo que buscaban debía estar en el Depósito Municipal que se encuentra en la Secretaría de Seguridad.

“Se lo llevó o se lo dieron”, dijo una de las personas ahora abocada a encontrar el rodado.

Todo se destapó recién hoy porque debieron cargar en el sistema un parte tardío acerca de la situación del domingo. De título le pusieron: Ampliación de adelanto; que en la jerga es cuando se le informa a los superiores de algo que ya se había anticipado. Pero la realidad indica, según la justicia, que ese anticipo nunca existió.

El rodado en cuestión fue secuestrado en mayo pasado. En aquel entonces el supuesto dueño –que es el mismo que manejaba el vehículo el pasado domingo- no tenía los papeles en su poder y debió entregarlo. Además también protagonizó un altercado y fue imputado por resistencia.

Ahora debe tratar de establecerse cuándo y cómo sacaron ese elemento del playón que tiene cámaras y que, en realidad, está al resguardo de la secretaría de seguridad municipal.

Publicar un comentario