CORONAVIRUS: ¿Qué dice el resto de los intendentes del brote en Mar del Plata?

El centenar de contagios de coronavirus que acumuló Mar del Plata en poco más de una semana encendió alarmas en los despachos de cada uno de los intendentes de las ciudades vecinas.

En algunos, la preocupación es mayor, en otros parece menor, pero lo que ninguno discute es que ese vínculo fuerte y necesario con General Pueyrredón hoy se ha vuelto un riesgo latente en caso de que las autoridades locales confirmen un escenario con "circulación comunitaria".

Sin miedo al cruce y la polémica, el que se adelantó a todos fue el jefe comunal de Villa Gesell, Gustavo Barrera, que no anduvo con grises y le pidió directamente a los geselinos que eviten ir a “La Feliz” al entender que el Covid-19 camina silencioso por las calles de la ciudad. Desde el Gobierno de Guillermo Montenegro no tardaron en desmentirlo, pero el dirigente del Frente de Todos se refugió en sus otros pares:
 “No soy el único que piensa lo mismo”.
¿Es tan así? En General Alvarado, por lo pronto, hay una mirada similar: no es para menos si se tiene en cuenta que entre ambas ciudades hay un flujo significativo e “insustituible” en el día a día, tal como aseguró su intendente Sebastián Ianantuony.
“No compartimos los términos que se usaron en Villa Gesell pero sí vemos que los casos se vienen sumando exponencialmente y eso nos preocupa”.
Planteó.

Si bien reconoció que el abastecimiento de alimentos y otros bienes depende de Mar del Plata, así como la labor de gran parte de su planta médica, el referente político de partido vecino le anticipó que ya estudia algunas medidas para “ampliar la restricción de circulación” de personas.
“Los viajes ya estaban limitados a lo que fuera estrictamente esencial y necesario, pero ahora queremos ver de promover otra campaña de concientización para que la gente no vaya a Mar del Plata en caso de que no sea demasiado necesario”.
Afirmó, y al mismo tiempo destacó el trabajo “en conjunto” con las autoridades locales.

En este sentido, Lanantuony recordó los controles que se coordinaron en los accesos a ambas ciudades y el retén compartido que se dispuso sobre la ruta 11.
“El contacto con el intendente es fluido y bueno”.
Garantizó.

En Tandil, el radical Miguel Lunghi adhirió a la lógica geselina y emitió en los últimos días una disposición a través del Sistema Integrado de Salud Pública en la que recategorizó a General Pueyrredón como distrito con “brote epidémico activo”, al tener en cuenta los 191 pacientes activos que reportó la Secretaría de Salud local hasta la fecha.

De ese modo, y al igual que lo que estableció respecto de Bahía Blanca, Hipólito Yrigoyen y Suipacha, el intendente impuso la obligación a todas las personas que provengan de estas ciudades a tener que someterse a un aislamiento en domicilio por catorce días para descartar cualquier riesgo de portación.

Esteban Reino, otro hombre del partido centenario que conduce los destinos en Balcarce, se mostró atento a la situación de Mar del Plata y si bien pidió tomar "conciencia" minimizó el grado de preocupación al reconocer que la pandemia en su distrito está “relativamente controlada”.
“Creo que está más que demostrado que la actividad comercial no ha generado ningún contagio; todo lo contrario, se trabaja con mucho protocolo y protección y en eso estamos tranquilos”.
Reflexionó sobre el panorama, en declaraciones a 0223 Radio.

Mientras tanto, el intendente de Mar Chiquita, Jorge Paredi, compartió el análisis de las autoridades marplatenses y consideró que el brote de Covid-19 en Mar del Plata “está focalizado en dos lugares puntuales”.
“A mi juicio, el virus no está circulando en Mar del Plata como bien dice el intendente”.
Señaló.

En el mismo sentido, el dirigente del Frente de Todos resaltó también la colaboración y comunicación que tiene con Montenegro para endurecer los controles en los accesos a raíz de la “gran interrelación” que hay entre ambas localidades.
“Somos un municipio de más de 24 mil almas, obviamente compartimos muchas cosas, pero hay que seguir con los controles de siempre. Es lo único que podemos hacer”.
Sostuvo, en diálogo con este medio.
“Tenemos mucha gente trabajando por parte ambos municipios, mucho personal de la policía que no da abasto, que colabora las 24 horas; el trabajo es impresionante. Y hay que seguir insistiendo para que la gente entienda que seguimos en cuarentena, que hay que cuidarse y evitar las reuniones masivas, mientras mantenemos un control estricto”.
Ratificó.

General Pueyrredón: Fase 4. 191 pacientes activos. 241 casos positivos confirmados desde el inicio de la pandemia. 45 pacientes recuperados. 5 fallecidos.

Villa Gesell: Fase 5. 1 caso activo. 2 casos positivos confirmados desde el inicio de la pandemia. Un paciente recuperado. Ningún fallecimiento.

General Alvarado: Fase 5 (a excepción de Otamendi que se encuentra en Fase 4). 1 caso positivo desde el inicio de la pandemia. Ningún fallecimiento.

Tandil: Fase 5. Ningún paciente activo. 4 casos positivos confirmados desde el inicio de la pandemia. 4 pacientes recuperados. Ningún fallecimiento.

Balcarce: Fase 5. 5 casos activos. 8 casos positivos confirmados desde el inicio de la pandemia. 1 paciente recuperado. Ningún fallecimiento.

Mar Chiquita: Fase 5. 2 casos activos. 3 casos confirmados desde el inicio de la pandemia. Ningún fallecimiento.

Publicar un comentario