El Presidente anunciará este mediodía la cuarentena reforzada: Se volverá a Fase 1 con algunas variantes

Luego de la reunión mantenida con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, el presidente comunicará este viernes al mediodía cómo será la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Comenzará a regir el 1° de julio, fecha a partir de la cual sólo podrán abrir los comercios esenciales, se restringirá sensiblemente el transporte público y se suspenderían las salidas de los runners, aunque no así los paseos de los niños.

En horas del mediodía de este viernes la Quinta de Olivos será el escenario del anuncio de una nueva prórroga de la cuarentena en el área metropolitana, que tendrá su puntapié inicial el próximo miércoles. Alberto Fernández, quien encabezó este jueves un encuentro entre los mandatarios, funcionó como árbitro entre Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, con diferencias a la hora de las restricciones. En la ciudad las autoridades buscan que continúen los permisos para salir a correr. En la provincia, los intendentes exigen volver a la fase 1.

Al filo de los 100 días del aislamiento social preventivo y obligatorio (decretado el 20 de marzo) la relación entre los mandatarios empezó a agrietarse. La discrepancia se centra en cuánto restringir en la etapa que empieza, a diferencia de las anteriores, un miércoles: nuevo mes, nueva fase.

Los números de los contagios son los esperados: más testeos, más positivos. Pero ello no indica que sean del agrado de los mandatarios. Esas cifras (este jueves se confirmaron 2.606 nuevos contagios) se pusieron en discusión en la mesa de Olivos, donde estuvieron presentes los ministros de Salud, Ginés González García, Fernán Quirós y Daniel Gollán. La preocupación es la rapidez de la multiplicación de los casos y que eso derive en el colapso del sistema sanitario.

El camino más corto es volver atrás en las fases. Alberto Fernández sabe y reconoce que la medida es drástica, por eso estudia en detalle cómo será el anuncio de este viernes al mediodía. Desde el Ejecutivo nacional insisten en que “la gente ya hizo mucho esfuerzo”, por eso buscan que sean las últimas dos semanas de estricto autocontrol.

Por fuera de la solidaridad que el Presidente nuevamente pedirá, la Nación ajustará controles en dos rubros: transporte y comercio. Este último, con algunos permisos en la ciudad.

“El problema del transporte es la circulación”.
Dijeron desde la provincia. Desde el pasado viernes, el transporte público es utilizado solamente por trabajadores esenciales. A partir del lunes se reforzará el control en las cabeceras. La letra chica está en definir qué pasará con los colectivos que circulan entre ciudad y provincia.

Fueron varios los intendentes que le plantearon a Axel Kicillof la cancelación de colectivos que pasan a la Capital Federal. La Plata, Ensenada, Quilmes y Berazategui, los municipios que este jueves fueron supervisados por el área de transporte provincial.
“Se volverá a fase 1 con variantes”.
Dijo un intendente del conurbano.

Tras un encuentro con directores de hospitales de la provincia, Kicillof resaltó: “Hemos logrado un nivel de integración entre los prestadores públicos y privados, y hemos empezado a conformar un sistema de salud que nos va a dar las bases para optimizar y planificar cada vez más en materia sanitaria”. Este viernes, en La Plata, se cerrará un convenio con Suteba. El gremio docente aportará 94 camas.

En la ciudad el eje es doble. Los runners se verían afectados desde el miércoles, ya que Alberto Fernández tendría la decisión de no dejar hacer actividades recreativas. Los chicos seguirán saliendo por DNI los fines de semana.

En cuanto al comercio, bajarían las persianas (al menos momentáneamente) aquellos que no pertenecen a rubros esenciales. Este jueves, el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, recibió a Fecoba.

“Por la pandemia cerraron casi 20.000 comercios. Le pedimos un justo equilibrio para que no cierren más”.
Dijeron desde la Federación.

Publicar un comentario