El Banco Central afirmó que los insumos para el campo deben venderse al valor del dólar oficial

El Presidente del Banco Central, Miguel Pesce, aseguró este lunes que no hay ninguna razón para que los proveedores de herbicidas y fertilizantes utilicen un tipo de cambio distinto al oficial para la fijación de precios a los que comercializan sus productos en el mercado interno.
Fue durante un encuentro con representantes de la actividad agropecuaria.

La reunión en modo virtual se extendió por más de tres horas y convocó a los presidentes de Coninagro, Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria y Confederaciones Rurales, y abordó los alcances de la Comunicación 7030 del Central, por la que se excluye a las empresas con tenencias en moneda extranjera, por fuera del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), para el pago de importaciones.

Pesce adelantó a los dirigentes ruralistas que tendrá una reunión con los directivos de las empresas líderes en la provisión de esos insumos para que se expresen si registran dificultad en el acceso al mercado de cambios.

Plazo fijo para productores agropecuarios:

En el encuentro también se puso en conocimiento el inminente lanzamiento del plazo fijo atado a la evolución del dólar que ofrecerá el banco Nación a los productores agropecuarios que liquiden la cosecha.

El instrumento, Depósitos de Interés Variable (DIVA), permitirá garantizar el valor en divisas de la venta de la producción.

Mientras que en la reunión participaron junto a Pesce el vicepresidente del banco central, Sergio Woyecheszen, y el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Echazarreta.
Por las entidades rurales participaron Carlos Achetoni y Elvio Guia, de la Federación Agraria Argentina; Carlos Iannizzotto y Norberto Niclis, de Coninagro; Jorge Chemes y Gabriel De Rademaeker, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), y Daniel Pelegrina y Carlos Vila Moret, de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Los ruralistas plantearon que la regulación cambiaria afecta a la compra de agroquímicos que influyen en el futuro del cultivo de trigo en marcha que en su gran mayoría son importados.

Qué piden las entidades agropecuarias:

Integrantes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias reclamaron este lunes revisar y modificar toda la normativa del banco central que "interfiere en la venta de los insumos agrícolas importados".

Tras la reunión virtual que mantuvieron con el presidente de la autoridad monetaria, Miguel Pesce, expresaron en un comunicado que "esta normativa no hace más que opacar el mercado de cambios para los importadores".

Además, señalaron que "enturbia los sistemas de precios internos de los insumos estratégicos que tanto necesitan los productores para seguir produciendo y, sobre todo, para incorporar el paquete tecnológico que se necesita para incrementar la producción".

"Se calcula que este achicamiento podría generar una pérdida de u$s2.000 millones respecto de la última campaña agropecuaria", señalaron.

Con relación a la comunicación 7030 del BCRA, las entidades agropecuarias le expresaron al funcionario la gran incertidumbre que generó entre los productores, ya que afecta el sistema de precios de los insumos estratégicos, "generando severas distorsiones en la operatoria de cancelación de los mismos".

Al respecto, le expusieron que esa medida ha frenado el mercado de los fertilizantes y agroquímicos, en plena siembra de trigo y de cebada.

El presidente del Central dijo que desde el BCRA se reunirán con empresarios de ambos sectores, para que vendan sus productos al precio del dólar oficial.

"Cabe señalar que, al momento, la realidad es que los productores siguen viéndose afectados por las consecuencias de esta medida, en especial los de menor escala, que no tienen reservas y no pueden acceder a los insumos para producir", dijeron los presidentes de CRA, Coninagro, Sociedad Rural y Federación Agraria.

Explicaron que "asimismo, esta disposición no afecta solamente a la agricultura tradicional sino a todas las economías regionales que están haciendo trabajos culturales en estos momentos, es decir que no sólo se afecta a los productos destinados a la exportación sino también a otros actores".

Por otro lado, los integrantes de la Comisión agropecuaria destacaron el impacto negativo de lo dispuesto en las comunicaciones del BCRA 7018 y 7029, "pues restringen aún más el acceso al financiamiento a los productores, privándolos del acceso a los créditos del 24% en un intento de desincentivar el acopio de granos".




Publicar un comentario