MADARIAGA: Tres horas más de comercios, salidas y cambio radical en el humor de la gente

En la primera jornada de extensión horaria y ampliación de apertura de rubros comerciales sirvieron, en primera medida, para hacer desaparecer las colas en los ingresos de los cajeros automáticos y supermercados.

La mayoría de los comerciantes decidió probar e intentar sacar provecho del horario de la siesta para ver si lograban el ingreso de clientes que permitieran mejorar los magros números del último mes.

Plazas, parque y la avenida Buenos Aires fueron los lugares que concentraron a vecinos y hasta algunos runners que – con la protección obligatoria de tapabocas y distanciamiento social- pudieron disfrutar del ejercicio y el esparcimiento tranquilo, amplio y sin apuros.

En muchos comercios regresaron los denominados “turno tarde” y algunos trabajadores fueron convocados desde el mediodía a cumplir tareas en locales y supermercados.

La ciudad sigue sin circulación se COVID-19 y, ahora, serán esenciales los controles de acceso a la ciudad porque es el único sitio en donde tempranamente se puede detectar si alguien presenta síntomas del virus.

Con tan solo tres horas más hubo menos aglomeraciones, más movimiento social y económico en un día en donde culminó una medida de proteger ante lo que aún no ha llegado sin magnificar el daño causado.

Publicar un comentario