MADARIAGA: ¿Cómo operaba la banda de Al Capone que estafó a distribuidoras y comercios de al menos 5 provincias en más de 100 millones de pesos?

El mote que se le colocó al cabecilla de la banda, Al Capone, habla por sí sólo. Siempre fue investigado por venta de estupefacientes pero cayó aprehendido por un delito que nadie tenía en el radar: Las estafa reiteradas. La historia de una organización delictiva con base en Madariaga y con una logística muy bien rubricada que llevó a estafar a comerciantes y distribuidoras de todo el país.

Compraban distintos productos en cantidades significativas y pagaban con cheques que podían ser truchos, sin fondos o que luego eran denunciados como robados. Cada uno tenía un rol, sabían lo que debían hacer y, si bien hay tres aprehendidos, aún hay dos prófugos y varios mencionados.

Las ciudades predilectas para encontrar víctimas, según pudo constatar Central de Noticias Madariaga, fueron: Mar Del Plata, Tandil, Olavarría y Bahía Blanca. Pero también hay reportes de estafas más pequeñas en Villa Gesell, Partido de La Costa, Ayacucho, Mendoza, Córdoba, Entre Ríos y en la República del Paraguay.

Hace unos 8 meses una investigación por presunta venta de estupefacientes derivó en una estafa y el fiscal Walter Mercuri se hizo cargo de la investigación. Con la interceptación de cuatro líneas telefónicas comenzaron a detectarse los movimientos que hacían como coordinaban los golpes. Primero se negociaba, luego viajaban, cargaban, entregaban el cheque y retornaban a la zona para deshacerse del material.

“Hubo oportunidades en donde debieron presentar cheques verdaderos y después los denunciaron como robados para no hacer el pago”, dijo una fuente ligada a la investigación. Desde la SubDDI se pudieron a las órdenes de la fiscalía y avanzaron en distintos aspectos. Uno de ellos fue convencer y rastrear a las víctimas para que declaren. Ya lo lograron 4 pero se capturo documentación que debe ser evaluada y con las escuchas saben que hay más de 30 damnificados.

Los sellos

En uno de los cuatro allanamientos realizados había facturas y sellos truchos. Para la fiscalía montaron su propia imprenta y confeccionaban los cheques apócrifos con los que hacían los pagos. También aparecieron títulos de propiedad y escrituras de terrenos que no existían y que eran utilizados como garantía. Para darle una credibilidad legal fabricaron sellos de la Dirección de Catastro con asiento en Pinamar y también sellos a nombre de un escribano que los colocaban en esos papeles.

Los montos varían entre los 2.000.000 de pesos y los 35.000.000 según el caso. Una de las escuchas a las que tuvo acceso CNM se relata que el volumen de lo conseguido era tan grande que se dificultaba el traslado de la mercancía y hablaban en código acerca de cómo colocarla o cómo buscar clientes que aceptaran su compra por el volumen de los conseguido.

Sólo de julio a octubre

Ese fue el lapso que la justicia aceptó interceptar las líneas. En esos tres meses se contabilizaron operaciones por unos 50.000.000 de pesos por lo que creen que la cifra supera el doble ampliamente, estimaron los pesquisas.

Al Capone está aprehendido y su hermano se encuentra prófugo. El otro involucrado es un remisero y el tercer aprehendido es su hijo.

Ahora aspiran a lograr captar la mayor difusión de los hechos para lograr que más damnificados se enteren y se acerquen a la justicia a aportar su testimonio en calidad de víctimas.