Home Ads Home Ads

MADARIAGA: Sumarán un taller de Surf Inclusivo con dos clases a la semana



Desde el municipio se informó acerca de la iniciativa lanzada por el área de Discapacidad, que depende de Desarrollo Social, y que contará con un taller de Surf Inclusivo o Adaptado.

 

Las clases se realizarán los días martes y jueves de 9 a 10 horas en la pileta Splash  y está enfocado para todas aquellas personas con discapacidad que quieran aprender a dominar una tabla y deben anotarse en la oficina de Desarrollo Social con antelación.

 

Qué es el surf adaptado

 

Es una modalidad que permite a personas con capacidades reducidas disfrutar de la práctica del surf. Incluso pueden participar en competencias a nivel mundial junto a otros competidores con capacidades similares.

 

Por ejemplo, en el caso de los invidentes, pueden entrenarse hasta lograr dominar la tabla de surf. Pero, ¿cómo puede surfear una persona que no ve? Los competidores con estas características explican que se basan en sensaciones, es decir, en todos sus demás sentidos.

 

Así, aunque no pueden ver las olas, pueden sentir lo que está ocurriendo a su alrededor y disfrutar de este deporte. Para ellos, lo importante no es si se tiene o no la capacidad visual, sino hacer lo que te gusta. De hecho, la mayoría de personas ciegas que disfrutan de surfear a pesar de sus circunstancias coinciden en que los límites los ponemos nosotros mismos, y ellas no están dispuestas a limitarse.

 

¿Te imaginas a un competidor de surf en silla de ruedas? Eso también es posible a través del surf adaptado, pues ciertas modalidades les permiten disfrutar y competir. De hecho, las personas parapléjicas tienen su propia categoría de competición. Es una forma de mantenerse activos realizando actividades gratificantes. Muchos de los competidores ya surfeaban antes de sufrir el incidente que les redujo la movilidad corporal. Pero con esfuerzo y dedicación salieron adelante y decidieron seguir disfrutando de su deporte favorito.

 

Disciplina deportiva de inclusión real

 

Realmente, el surf adaptado es una disciplina deportiva de inclusión real, ya que es posible que lo practiquen una amplia variedad de personas. Un ejemplo lo encontramos en quienes tienen una discapacidad intelectual desde la infancia, como las personas que tienen síndrome de Down y que surcan las olas y disfrutan del surf como cualquier otra persona.

 

Otra modalidad está pensada para personas a las que les falta de alguna extremidad, como quienes han sufrido la amputación de una pierna. Estas personas pueden disfrutar del surf en una modalidad en la que navegan sentados sobre la tabla. Supone una dificultad adicional con respecto a la clásica postura de pie sobre la tabla, algo que a estas personas no les frena, puesto que les permite hacer lo que les gusta y les ofrece una potente oportunidad de motivación y realización.

 

Además de las competiciones de surf para personas con algún tipo de paraplejia, también disfrutan de este deporte quienes tienen un cuadro tetrapléjico. Las aparentes limitaciones de sus circunstancias no les impiden disfrutar de las olas. De hecho, muchas de estas personas tienen algún tipo de hemiplejia, es decir, no sienten la mitad del cuerpo. Esta situación influye en su capacidad sensorial, pero lo cierto es que desarrollan otras habilidades que la mayoría de las personas no tienen, lo que permite transformar su discapacidad en una oportunidad para potenciar sus capacidades y habilidades.

 

Sin lugar a dudas, quienes practican el surf adaptado son un ejemplo de fortaleza. Lo único que necesitan es coger sus tablas de surf y buenas olas para disfrutar de este deporte.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo