Home Ads

MADARIAGA – CASO SEPÚLVEDA: El fallo absolutorio en favor de policías se sostiene por conclusiones distintas en las pericias


Esta tarde se conoció la absolución de los 6 policías de la comisaría de Madariaga que estaban acusados del asesinato de Damián Sepúlveda en uno de los calabozos en donde estará retenido por una falta contravencional menor.

 

Fue el Tribunal Criminal 2 de Dolores, a cargo del juez Antonio Severino, el que tomó la decisión que permitió deslindar, en principio, de responsabilidades a los agentes los agentes Mauricio Daniel Díaz, Gastón Formentini, Gabriel Montenegro y Walter Javier Soto. Sólo el comisario Néstor Serafini recibió una condena menor por omisión en la debida atención del joven que terminó perdiendo su vida en enero de 2013.

 

Todos habían llegado acusados de torturas en concurso real y homicidio agravado en concurso real. La definición causó un inmenso dolor en la familia y también en la Comisión Por la Memoria que había seguido de cerca el caso y que ya analiza el escrito para apelarlo.

 

El golpe de Brouardel definitorio en la sentencia

 

Los peritos en el juicio coinciden con las conclusiones que habían remarcado en las instancias primarias de investigación: Sepúlveda fue golpeado y tenía marcas que así lo certifican. Lo que siempre llamó la atención es la posición en la que quedó el cuerpo cuando lo encontraron ahorcado. Se coincidió, en dos informes, que si Damián estaba despierto las rodillas hubieran actuado de manera instintiva en llevarlo a pararse. Aquí aparece la teoría del golpe de Brouardel que fue avalada por peritos y la Gendarmería.

 

El “golpe anestésico” o corte de circulación de aire es lo único que hubiera dejado atolondrado a Sepúlveda y hubiera dado la capacidad de atarlo con una remera a los barrotes de la celda a una altura cercana al metro. Hubo dos re-autopsias que marcan eso pero el Juez Severino entendió, en su fallo de absolución, que todo eso perdía fuerza porque un informe de la Asesoría Pericial de La Plata – que recibió el cuerpo muchos meses después y en muy mal estado- no había podido certificarlo. De hecho el cuerpo estaba en estado de avanzada putrefacción y debieron mirar fotos de las primeras autopsias para elaborar un informe con más dudas que certezas. Ante las dudas el beneficiado siempre es el acusado.

 

En cuanto a los golpes están todos acreditados, se materializaron media hora antes de la muerte pero el juez no pudo colocar en ningún momento a los policías en el patio de la comisaría -como siempre se dijo- en la acción de ataque. Ahí los más complicados eran Díaz y Montenegro.

 

Soto pudo acreditar, gracias a los libros de guardia, que estaba descansando en el momento del supuesto ataque a golpes. Formentini, por su parte, sólo se limitó a entregar la llave de los calabozos a Díaz y Montenegro y después tuvo una salida para participar en una tarea de seguridad para la recarga de un cajero que demandó 45 minutos.

 

Para el juez el fiscal tuvo problemas en la formulación de las acusaciones y, en medio del juicio intentó colocar nuevas figuras en el momento de los alegatos para conseguir condenas alternativas por otros delitos. Además, Severino indicó que se omitieron una batería de elementos probatorios que deberían haberse desarrollado desde el primer minuto y que no se practicaron. También favoreció a los policías que ninguno tuviera rastros de ADN de la víctima y que sus ropas o botas no presentaran manchas ni marcas.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo