Home Ads

Intentó robar en una heladería con un arma de juguete y las empleadas lo detuvieron a las trompadas



Un delincuente ingresó a robar a una reconocida heladería, tomó el dinero de la caja registradora pero antes de escapar las empleadas lograron frenarlo a golpes y lo entregaron a la Policía.

El episodio ocurrió el domingo por la noche en un local ubicado en la esquina de Rondeau y Gallo, en la ciudad santafesina de Rosario. Allí el ladrón ingresó y simuló ser un cliente más. Todo quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio.

En las imágenes se puede observar como el asaltante aguardaba en la fila mientras las empleadas atendían a una mujer. En determinado momento extrajo un arma de juguete de la cintura y comenzó a exigirles el dinero de la caja.

Las empleadas le entregaron la plata y el delincuente se dirigió a la puerta para escapar. Sin embargo, cuando estaba por salir una de las heladeras lo alcanzó y logró frenarlo a los golpes.

Ambos cayeron al suelo y otra de las mujeres advirtió sobre el arma. Enseguida se la sacaron y cuando se reincorporan ambos el asaltante intentó escapar otra vez y allí lo golpearon hasta tirarlo al suelo nuevamente.

En ese momento comenzó a pedirle a las mujeres que lo dejen ir. “Yo no tuve para comer”, le decía una de las empleadas mientras le pegaba. “Anda a pedir, anda a laburar”, le gritó.

Enseguida bajaron las persianas del local para esperar a la Policía y mientras la mujer juntaba los billetes que quedaron desparramados por el piso, el delincuente también la ayudó.

“Te lo pido por favor, dejame ir, no tengo para comer”, le suplicó el asaltante. “Disculpame pero no. Si venías y me decías no tengo para comer te ayudaba, a todos ayudo, pero así no”, le dijo la mujer. “Yo a veces no tengo para comer, no tengo nada, y laburo, hago lo que sea”, sumó.

Ante esto, el ladrón le respondió que era la primera vez que robaba. “¿Te falta algo? Andá a trabajar” Lo hiciste una vez y la vas a volver a hacer porque tengo vecinos que con ese cuento la hicieron un millón de veces”, le contestó ella.

“Queres venir a robarle a un laburante que se está rompiendo el culo laburando. Yo ya llamé a la Policía y que vea que va a hacer con vos. Estoy cansada, todo el puto día trabajo”, expresó ella acongojada.

Toda la secuencia quedó registrada por las cámaras del lugar y ocurrió en apenas cinco minutos. Mientras él daba vueltas por el local hablándole a las empleadas, llegó la Policía. “Yo me rompo el lomo laburando y jamás en mi vida se me ocurrió robar y no he tenido para comer”, completó la mujer.

El delincuente quedó detenido y las empleadas le entregaron el arma de juguete a los efectivos. Fue identificado con las iniciales J.C., de 33 años, y quedó alojado en la Comisaría 10°.




Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo