Prefirió unos patines antes que la fiesta de 15 y hoy es campeona panamericana



Aunque en su vida haya pasado por momentos difíciles, ella se levantó y siguió adelante en busca de poder cumplir sus sueños como patinadora. Candela Gallardo volvió a enorgullecer a la comunidad de Gregorio de Laferrere, al sur del partido de La Matanza.  

La talentosa deportista de 19 años se coronó campeona en el Panamericano de Patinaje Artístico para Clubes y Naciones en la modalidad de ruedas en línea (inline) disputado en Bogotá, Colombia. Obtuvo una puntuación de 56,59 en la final, lo que la llevó a un puntaje general de 91,77 puntos en la tabla general.



Así se situó en la posición más alta del podio superando a la deportista chilena la brasileña Maisa Todeschi y Catalina Godoy, quienes la acompañaron en el podio, mientras compartían momentos emotivos junto a su entrenadora Estefanía Suglia. 

Candela atravesaba un mal momento económico previo a competir. Ella y su familia hicieron una publicación en sus redes sociales para poder conseguir ayuda y tras el esfuerzo de muchas personas pudo cubrir los gastos del torneo: "Cuando surgió la idea, no lo iba a hacer pero mis amigos me impulsaron a que lo publique en Instagram y Twitter. Para ese campeonato se hizo tan viral que pude pagar los gastos. Mi sueño de chica era competir en estos campeonatos".



A los 6 años, Cande comenzó en el deporte en el club "Juan Bautista Alberdi" pero actualmente representa al Club Deportivo Laferrere. Ella hacía tres disciplinas: patín, danza y natación. Aunque sus padres no tenían el dinero suficiente para pagarle todas y tuvo que elegir uno: "Elegí el patín y desde ese entonces se convirtió en mi vida”.

Años después empezó a competir en torneos provinciales, luego nacionales y este año, terminó compitiendo a nivel internacional.  Cuando cumplió 15 decidió no hacer fiesta y optó por comprar los patines que necesitaba para competir en los máximos torneos: "Siempre puse al patín antes que todo", cuenta.



En su camino hubo muchos desafíos significativos, pero el mas complicado fue en 2022, cuando por su edad, tuvo que bajar de categoría y le suspendieron la clasificación: "Venía juntando el dinero con anticipación, no me fui de viaje de egresados por si algún momento pasaba algo como esto y fue duro para mí, porque una cosa es competir en otro país y otra es hacerlo estando en la selección, con lo mucho que cuesta. Con mucho esfuerzo me levante y seguí".

Durante el periodo de competiciones, Cande entrena todos los días y, cuando puede realiza entrenamientos adicionales. Además, una vez por semana, asiste a clases de acrobacia y danza clásica para mejorar su flexibilidad, y también se dedica a aprender expresión corporal para estar preparada en todos los sentidos de cara a los torneos.  

La joven no tiene patrocinadores, y todo lo que ha logrado hasta ahora fue gracias al respaldo de sus padres y amigos, quienes la apoyan en todas sus actividades deportivas y la motivan para que nunca baje los brazos y pueda cumplir sus metas en la vida. 

Candela imaginó en dejar su carrera deportiva en varias oportunidades, pero la pasión y el amor que le tiene al deporte pudo mas y por eso ahora, muy orgullosa y emocionada, le dice a la Cande del pasado: "Mirá si pudiste’, eso me pone contenta, le estoy poniendo una curita al corazón".


Home Ads