Home Ads Home Ads

Volvía de un recital, le dispararon en la cara y se hizo el muerto para evitar más tiros



Un conductor de 27 años fue sorprendido por dos hombres que se desplazaban a bordo de un auto y, por motivos desconocidos, le dispararon en la cara en medio de la Ruta Provincial 28 en la provincia de Córdoba. Para evitar que lo remataran, la víctima se reclinó en el asiento de su vehículo y fingió estar muerto hasta que los atacantes escaparon. Luego, se trasladó a su casa en busca de ayuda.

Según el sitio local Cadena 3, el intento de asesinato del joven, cuya identidad no trascendió, tuvo lugar el sábado en la localidad de Tanti. La víctima regresaba a su vivienda en auto cuando los agresores le cruzaron otro rodado y lo obligaron a detenerse en plena autovía. Acto seguido, se bajaron, le dispararon en la cara y la bala le atravesó la nariz.

Para que no le tiraran más, el conductor se reclinó sobre el asiento del auto y fingió estar muerto durante varios segundos, situación ante la cual los atacantes optaron por retirarse de la escena. Una vez que huyeron, se reincorporó y condujo hasta su casa con la cara ensangrentada. Desde allí fue trasladado al Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla, donde en las próximas horas se lo someterá a una cirugía para extraerle el proyectil.

A pesar de la zona en donde recibió el disparo, fuentes policiales confirmaron que el conductor se encuentra fuera de peligro y que ya declaró ante el fiscal de Carlos Paz, Ricardo Mazzuchi, mientras continúan las tareas para identificar y ubicar a los responsables.

“Me dijeron que son unos locos”

A días del ataque, la víctima dio ayer una entrevista en la que realizó un relato detallado de los hechos. Contó que volvía de ver una banda en un bar de Tanti cuando todo sucedió y reveló cuál habría sido el motivo de la agresión. “Cuando hice marcha atrás [para irse del bar], mis amigos me dijeron que raspé el auto de quien después me disparó. Yo tengo una camioneta (Ford 100) y ni lo sentí”, indicó.

Sobre lo que ocurrió más tarde, recordó: “Dejé a un amigo en su casa y al ir por la ruta me cruzaron el auto. No me dieron opción a nada, nunca imaginé que me iban a disparar. Me dijo: ‘Bajate que te mato’. Metió la mano dentro de la camioneta y con la otra intentó abrir la puerta. Entonces, le cerré la puerta e intenté doblarle el brazo y ahí sentí la explosión. Después, me tiré hacia la derecha y me quedé ahí por las dudas de que me volvieran a disparar”.

Con relación a los momentos posteriores al ataque, indicó: “Pasó menos de un minuto, me levanté, los reconocí y vi que se estaban yendo. Arranqué y me fui. Había mucha sangre, encaré para Santa Cruz del Lago y alcancé a llamar a mi viejo. Llegué a mi casa, me desvanecí y aparecí en el hospital”.

En su relato el hombre también agregó que los médicos decidieron esperar un tiempo para definir la operación de la bala, que quedó alojada bajo el ojo, al lado de la nariz. Finalmente, dijo respecto de los atacantes: “Llegué a reconocer a uno. Son de Tanti. Todos me dijeron que son unos locos. Estaban pasados de rosca seguro”.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo