MADARIAGA: Analizan la posibilidad de instalar “lomos de burro” de cemento en calles de la ciudad

 


Ante la insistente destrucción de los retardadores plásticos se estudia iniciar la construcción de los denominados “lomos de burro” de concreto. Principalmente se colocarían en un segmento de Alem y en la extensión de Calle 8.

 

Ambas arterias presentan una combinación de problemas para las autoridades: tienen alto tránsito de autos y los peatones, en muchas oportunidades, caminan por la calle ante la inexistencia de veredas o la existencia de las mismas de manera irregular.

 

En el caso de Alem es una calle trascendental para conectar el barrio Belgrano con el centro de la ciudad y los “paso a nivel” asfaltados son pocos para contener a los vehículos y también a quienes caminan.

 

En tanto la Calle 8, desde su asfaltado, es muy utilizada para el recorrido de vecinos que van hasta la Avenida Pellegrini. Allí es notoria la falta de aceras para dar cobijo a ciclistas o caminantes.

 

Falla en los retardadores plásticos

 

La instalación de retardadores amarillos de PVC es una solución rápida pero de corto plazo. Ante el tránsito de vehículos de gran porte se vencen y rompen. A esto se le suman frenadas bruscas que llevan que las ruedas se bloqueen e impacten contra ellos hasta arrancarlos. Por eso, en zonas de peajes se los instalan de manera reiteradas y secuenciada.

 

Para la construcción de los lomos de burro se deberá cumplir con la Ley de Tránsito que estipula su ancho casi de manera equivalente a la distancia que existe entre el eje delantero al trasero de un auto de tamaño pequeño.