El fundador del club donde jugaban los rugbiers, salió a defenderlos y aseguró :"Fue totalmente un accidente, no son asesinos"

 



En el comienzo de la segunda semana del juicio que se sigue por el asesinato de Fernando Báez Sosa, el fundador del club donde jugaban los rugbiers acusados de matar al joven en enero de 2020, salió a defenderlos y aseguró que “fue totalmente un accidente, no son asesinos”.

Bernardo Ditges, fundador del Club Náutico Arsenal de Zárate, donde jugaban los rugbiers acusados de matar a Fernando en Villa Gesell, se quejó porque existe "una presión mediática y condena social" sobre los imputados. Incluso dijo que el homicidio se dio en el marco de "una pelea en el boliche".

"Lamentablemente peleas hubo, hay y va a seguir habiendo", trató de argumentar Ditges, quien no solo dijo conocer a los acusados sino que mantiene una relación estrecha con los familiares de Máximo Thomsen, Mauro Pertossi y Enzo Comelli.

Cuando al dirigente se le apuntó que Fernando fue golpeado brutalmente cuando estaba en el piso y rodeado por los acusados, el dirigentes respondió: "No quiero que lo saquen de contexto. Me parece horrible que se peleen dos personas, pero lamentablemente pasa”.

"Fue totalmente un accidente. Esa es una de las barbaridades que dicen, que es un grupo que salió a matar, que fue organizado. Eso es una payasada total", agregó.

En este contexto, el dirigente expresó: "No comparto y por el respeto que tengo que tener ante la víctima que es Fernando... Estoy de acuerdo con que tengan que condenar a los culpables, pero como en cualquier juicio tienen que ser condenados por el juez, los abogados y los testigos, y no por la parte mediática".

Además cargó contra todos aquellos que grabaron la agresión y luego la compartieron en las redes sociales: “Todos los que filmaban y mostraban las filmaciones son partícipes también porque nadie hizo nada para ayudar”, reflexionó el hombre.

“Me da mucha lástima todo lo que pasó, principalmente por la familia de Fernando, y mucha tristeza de todo lo que la gente está hablando. La mayoría de lo que hablan es mentira. Por ejemplo, que son hijos del poder porque son familias muy humildes. Lástima que se haya hecho tan mediático esto”, remarcó Ditges en declaraciones a Radio con Vos.

En cuanto a las denuncias sobre otras supuestas peleas protagonizadas por los acusados en Zárate y Campana, lo relativizó y aseguró que los acusados “no salían a atacar, no son perros". "Se peleaban, hay gente que se pelea más y gente que menos. Estoy de acuerdo que los condenen, pero no son personas que salían a atacar”, añadió.

“Yo sé que no son asesinos. Mataron a una persona y tienen que pagar por lo que hicieron. No fueron los ocho. Pido que dejen de ensuciar a todo el entorno”, repitió Ditges

Más allá de la declaración de Sitges, los testigos que declararon hasta el momento en el juicio, en su mayoría, apuntaron contra Máximo Thomsen, como quien le pateó en la cabeza a Fernando.