Se coló en la fila de la verdulería y terminó a las trompadas con otra mujer: “Que me suelte la ropa, porque la mato”



Un violento e insólito episodio tuvo lugar en las últimas horas en la puerta de una verdulería ubicada en la localidad bonaerense de Merlo. Las protagonistas fueron dos mujeres y el motivo que las enfrentó fue que una de ellas adelantó su turno en la fila para comprar en el negocio.

“La señora se enojó porque decía que había llegado primera que la joven. Y se empezaron a insultar en frente de todos hasta que se agarraron mal”, relató una de las personas que presenciaron la escena.

Lo cierto es que la clienta se enfureció al ver que la otra quería sacar ventaja y los insultos dieron paso rápidamente a la violencia física: se agarraron de los pelos, de la ropa y hasta llegaron a darse golpes de puño.

Fueron varios los videos que circularon en las últimas horas y en ellos se puede notar que la pelea fue larga. En una de las pruebas del conflicto se ve que aún era de día, mientras que, cuando filmaron que unos vecinos las separaron, ya estaba anocheciendo.

“Ahora agárrame cara a cara ¿Qué me agarrás de espalda?”, se la escuchó decir a una de las dos. A su vez, en otro tramo de la pelea, expresó mientras las querían distanciar: “Que me suelte la ropa, porque la mato”. Finalmente los vecinos, entre ellos el propio verdulero, lograron separarlas.

Estados alterados

Días atrás, otro violento se registró en Don Torcuato. En ese caso, un auto chocó a un colectivo luego de una mala maniobra y sus ocupantes agredieron al chofer. Todo terminó a las trompadas en plena calle y la violenta escena quedó registrada por un testigo del hecho.

De acuerdo al testimonio de las personas que estuvieron presentes, la discusión habría comenzado unas cuadras antes. El colectivo de la línea 203 circulaba por la izquierda en una calle donde hay reducción de calzada debido a obras que se están realizando cuando un Fiat Uno intentó pasarlo.

En determinado momento, tras varios intentos fallidos, consiguió hacerlo, pero lo terminó chocando de atrás y siguió de largo. No conforme con ello, en la cuadra siguiente el conductor le cruzó el vehículo a la unidad de transporte público y dos personas se bajaron de él. Fue allí cuando los sujetos se subieron, rompieron la puerta de la unidad y agredieron al chofer.