Una madre golpeó a la maestra jardinera de su hijo que la había denunciado por maltrato infantil



Una maestra jardinera activó un protocolo de violencia porque uno de sus alumnos de sala de 4 llegó golpeado y con raspones que parecían quemaduras. A la salida, la madre del nene llegó enfurecida y le pegó a la docente, que tuvo que ser rescatada por los otros padres. Algunos testigos afirman que la mujer llegó a exhibir un cuchillo.



Ocurrió el jueves cerca de las 5 de la tarde, en la Escuela N° 27 del barrio Butaló, en Santa Rosa, La Pampa. Se trata del mismo establecimiento al que asistía Lucio Dupuy, el niño asesinado por su madre, Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Páez.

La maestra atacada es María de los Angeles Recher (41), quien observó que el nene tenía golpes y lo que parecían quemaduras de cigarrillo. "La docente avisó a su coordinación y se decidió hacer la denuncia en la comisaría Sexta, la del barrio", explicó una fuente judicial. Después, el caso fue derivado a la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia, que interviene en casos de violencia.


La madre del nene, Candela Lucero, fue a buscarlo a la salida de la escuela y se enteró de lo que había ocurrido.  "Allí empezó a insultar a la maestra y la atacó a golpes. Fue una situación muy violenta. La docente fue rescatada por los padres. Incluso algunos decían que tenía un cuchillo", afirmó una fuente policial.

La agresión ocurrió delante de las nenas y los nenes de la salita de 4 años. Desde la escuela llamaron a una ambulancia, cuyo médico le brindó los primeros auxilios a la maestra. 


Lucero fue detenida por la Policía, pero fue liberada en la madrugada de este viernes porque tiene un bebé de 12 días. El nene de 4 años fue entregado a la abuela paterna.

El fiscal del caso, Oscar Cazenave, informó que "el médico constató que el nene no tenía quemaduras de cigarrillo como se afirmaba en la denuncia policial". Cazenave está a cargo de la agresión a la maestra y del supuesto caso de violencia contra el nene de 4 años.


Según informó El Diario de La Pampa, la jueza Florencia Maza dictó una orden de restricción de acercamiento hacia el menor, tanto para la madre, Candela Lucero, como para su padrastro, Martín Eduardo Sibón. Tampoco pueden acercarse a la maestra agredida o a la escuela.

El 9 de junio, los docentes de La Pampa hicieron un paro con acatamiento casi total, para reclamar por su situación salarial y para expresar malestar por la violencia que reciben de alumnos y padres.


La semana pasada una preceptora de un colegio secundario, el Polivalente de Arte, fue golpeada y amenazada por los abuelos de un alumno al que le hizo limpiar una vereda que había pintado y ensuciado con otros compañeros. Un profesor de Educación Física frenó el ataque. Después la preceptora denunció amenazas de muerte.