MAR DEL PLATA: Se puso contento porque iniciaba el juicio por su despido, pero la justicia le dio fecha de audiencia para dentro de 2 años

  


La justicia lenta no es justicia, dice un refrán que suele repetirse ante la demora de muchas causas. Aunque el caso de este trabajador de un frigorífico de Mar del Plata es dramático. Inició una demanda por despido en septiembre de 2019 y en los últimos días el tribunal de trabajo fijó fecha para la audiencia previa al dictado de la sentencia: la cita es para mayo de 2024.

 

“Es indignante. ¿Cómo le explicás a la gente que luego de 2 años de trámite de juicio tiene que esperar 2 años más?”, se preguntó el abogado que lleva la causa y compartió la cédula de notificación con este medio.

 

El letrado detalló que la demanda por entender que el despido fue irregular la iniciaron en septiembre de 2019. Pocos meses después, la pandemia llegaría a la Argentina, lo que significó una demora enorme en los procesos.

 

Más allá de las demoras provocadas por el aislamiento, las partes lograron acercar la prueba escrita hasta llegar al estado procesal en el que deben aportar prueba de manera oral, la instancia previa al dictado de sentencia por parte del Tribunal. Cuando recibieron la notificación para presentarse a esa audiencia en el estudio de abogados no salían de su asombro: mayo de 2024.

 

Además de la angustia y el desconcierto que provoca esta demora, el demandante también tiene un perjuicio económico. Por criterio de la Suprema Corte Provincial, a los créditos laborales acogidos en sentencia se les aplica la tasa de interés Tasa Pasiva BIP del Banco Provincia, que actualmente acumula un 42% anual.

 

Desde septiembre de 2019 el aproximado de la tasa de interés es del 101%, una cifra por debajo de la inflación. “Realmente es crítica la situación de los Tribunales de Trabajo y más aún la de los abogados, que tenemos que explicarle a la gente que su juicio va a estar dos años parado esperando que se haga una audiencia, y la sentencia recaerá recién tres o cuatro meses después, sin que ello implique que termine su juicio, porque aún quedarían instancias de apelación de al menos un año o año y medio más”, finalizó.

 

La situación, explicaron los abogados, no es particular en este caso, sino que se repite en muchos. Por tal motivo, los letrados solicitaron la intervención del Colegio de Abogados.