Habló el abogado de los detenidos por golpear a Tiziano: “Como es ‘hijo de’ hicieron un revuelo”



Serán imputados los dos jóvenes de 26 y 27 años que fueron detenidos por golpear a Tiziano Gravier frente a un boliche en Rosario. Su abogado, Jorge Bedouret, anticipó que esos sospechosos reconocerán su participación en el hecho y que al admitir la culpa pedirán un juicio abreviado para conseguir una condena más leve que la potencial pena que llegaría al final del proceso judicial.

Sin embargo, la defensa no está de acuerdo con la calificación de lesiones dolosas graves, que tiene una expectativa de pena de dos a seis años de prisión. Es más, el letrado considera que el caso fue sobredimensionado y así lo definió en sus declaraciones: “Como es ‘hijo de’ hicieron un revuelo mediático impresionante, que si fuera ‘el hijo de Juan Pérez’ contra ‘el hijo de Juan Rodríguez’ nadie investiga nada ni mete preso a nadie por una piña”.



Tiziano Gravier, de 20 años, fue operado ayer en el Hospital Austral, donde se recupera de las lesiones sufridas por los golpes recibidos el pasado fin de semana cuando estaba con uno de sus hermanos en los alrededores de un discos ubicada en el barrio rosarino de Pichincha. “Tincho”, fue el grito descalificador que escuchó la víctima, en un mensaje que en el lenguaje juvenil tiene un significado de discriminación hacia quienes supuestamente pertenecen a una clase económica alta.

“La operación consistió en una exploración del foco de la fractura mandibular izquierda, reducción y estabilización con osteosíntesis rígida con mini placas de titanio”, se detalló en el parte médico del hijo de la exmodelo Valeria Mazza y el empresario Alejandro Gravier.

Su madre explicó esta tarde que Tiziano recibió el alta y que continuará su recuperación en la casa.



Siento más alivio -dijo Valeria Mazza- que pasó la operación y lo veo mejorando. No veo la hora de que los seis estemos juntos en casa. Hemos pasado por diferentes estadios, la conmoción de recibir el llamado a la madrugada, ese fantasma que tenemos todos los padres, y nos pusimos en manos de los médicos. El lunes cuando llegamos a Buenos Aires me desmoroné completamente, estuve llorando todo el día, pensando en lo que podía haber pasado, Fue una trompada a toda la familia, a toda la sociedad. Es algo que no puede pasar. No estoy enojada, no tengo animo de venganza, pero que sirva para sea un basta”.

Y señaló: “La violencia no se responde con violencia, se responde con justicia”.

Alejandro Gravier, en tanto, indicó: “Vivimos en una sociedad. Uno tiene que hacer la denuncia y la Justicia tiene que actuar. Y después hay que esperar y confiar en la justicia a ver cómo actúa”.

En declaraciones a América TV, Gravier agregó: “Si nadie hace nada con este tipo de agresiones, esto sube. Hay que poner límites, frenar este tipo de cosas. La violencia no es sólo física, es también verbal. Vivimos en una sociedad en donde todos estamos agrediéndonos permanentemente”.

Calificación de las lesiones

La defensa de los detenidos pretende que disminuya la gravedad de la calificación del hecho, y considera que los sospechosos no deberían continuar detenidos.



“En una ciudad extremadamente violenta como Rosario, donde todos los días se habla de un nuevo homicidio, de narcotráfico y demás, esto es un hecho que normalmente ni investigan los fiscales. Si vos vas a hacer una denuncia porque te pegaron una piña y te quebraron nadie te va a prestar atención, lamentablemente”, dijo Bedouret, en declaraciones a Télam.

“No quiero minimizarlo, lo que quiero es encuadrarlo dentro del contexto de esta violencia en la provincia y en esta ciudad. Me parece que la mediatización y la magnitud que se le ha dado al hecho excede el marco que en otros hechos similares se dan. En otros hechos donde hay dos piñas, ni siquiera se investiga. La Justicia no tiene estos roles de tanta velocidad como ha tenido en este caso. Entonces ese trato excesivo, que obedece seguramente a la fama, la inteligencia y a la belleza de su mamá , lo comprendo. Pero me parece que hay que tener igualdad ante la ley”, agregó en diálogo con el medio rosarino LT8.

Y agregó: “¿Cuántas piñas hay los sábados a la noche en Rosario? Miles. ¿Cuánto se tratan en los medios? Muy poco”.

Según el defensor, los acusados no expresaron la palabra Tincho frente a Tiziano. “No saben ni siquiera lo que significa”, aseguró. Y sobre la agresión, contó: “Te explican los hechos sin justificaciones, cosas de chiquilines, de adolescentes, sin fundamentos. Hubo un intercambio de palabras y bueno... vino una piña. Totalmente incomprensible. Y sobre todo en mis clientes que son gente de paz, que jamás han pegado una piña. Habían estado bebiendo un poquito dicen ellos”.