Iban a vender una calle en Pinamar, pero, el inversor desistió de avanzar con el proyecto

VR4-FFYGWTNAM3-DVGCOW7-M3-YUBM

La firma Energy Group SRL, que había presentado una iniciativa para construir un complejo hotelero “all inclusive” que iba a incluir el predio donde sobrevive lo que fue la discoteca Ku y el actual balneario Boutique de Pinamar, anunció que desistió del proyecto ante la polémica que generó la propuesta para adquirirle al municipio un corredor vehicular de uso público que permitiría integrar ambas construcciones.

Walter Santángelo, director de la citada empresa que es titular de ambas construcciones, lo confirmó mediante una nota que ayer llegó por mail y a primera hora de hoy se ingresó al sistema digital del Concejo Deliberante, cuerpo donde con impulso del oficialismo avanzaba un proyecto de ordenanza que autorizaba la venta de esos poco más de 2000 m² de tierra valuadas en 1,2 millones de dólares, monto que el Gobierno de Pinamar destinaría a obras de infraestructura y servicios necesarias para el distrito.

“Energy Group S.R.L. ha desistido de seguir avanzando con el emprendimiento y por ende, retira la propuesta que ha realizado y que estaba en estudio en vuestro recinto”, le comunica al cuerpo deliberativo que preside Analía Figueroa (JxC).

El directivo aclara en esas líneas que la propuesta que habían formalizado en septiembre del año pasado “tendía a posicionar a Pinamar entre las mejores plazas turísticas de América Latina, con la idea de elevar todavía más su oferta hotelera y su prestigio”. Y justifica retirarla “en virtud de la polémica generada por dicho emprendimiento y el injusto e infundado estado de sospecha que recayó sobre una firma que hace 22 años invierte en la Argentina, y sobre todo en Pinamar con el afán de verla crecer y generar cientos de puestos de trabajo”.

El proyecto, anticipado esta semana por LA NACION, demandaba que se permita a Energy Group adquirir la superficie que en los planos aparecen como calles Rambla Norte y parte del tramo final de Guerrero, propiedad de la comuna y utilizadas hasta el momento solo como espacio de estacionamiento por quienes se acercaban hasta ese sector de playa, en la localidad de Ostende.

El municipio ordenó una tasación que, de acuerdo a los especialistas consultados, se fijó en 1,2 millones de dólares. Según sectores de la oposición esas tierras valen “hasta tres o cuatro veces más”, además de que mantienen el rechazo al proyecto de venta de esas tierras.

“Todo ello no quita que la firma que represento deje en claro que, al margen de la polémica generada en la opinión pública, considera excesiva la tasación colegiada de la calle Rambla Norte, entre Guerrero y Corso Elegancia”, explica Santángelo, sobre la disconformidad del valor que se había establecido.

El proyecto

De acuerdo al proyecto de ordenanza que desde el Concejo Deliberante pretendía ordenar y darle curso a esta inversión, las construcciones por realizar no debían ocupar ese sector que en la actualidad es de tránsito vehicular, al metros del extremo sur de la Avenida del Mar. Y los inversores tampoco podían compensar esa superficie con más ladrillos en los restantes lotes linderos que pertenecen a Energy Group SRL. “Iba a realizarse una parquización para darle más vida y potenciar el medio ambiente de la Ciudad de Pinamar”, lamentó el director de la firma.

El intendente de Pinamar, Marín Yeza (JxC), había confirmado a LA NACION que el producto económico de esta desafectación de un espacio de uso público se destinaría a la construcción de infraestructuras de servicios. Entre los destinos anticipados se enumeraba un centro deportivo, la comisaría de la mujer, una sede para fiscalías y una nueva escuela técnica.

Los renders incorporados al expediente ingresado hace más de seis meses en el deliberativo mostraba un complejo hotelero con apartamentos de categoría en tres pisos de altura que se desarrollarían sobre lo que hoy es el edificio fuera de servicio de lo que fue Ku, la discoteca que concentró la movida nocturna de Pinamar durante más de 20 años. El alojamiento se completaba con variedad de amenities —piscinas, gimnasios, espacios para práctica de deportes— y salida directa al balneario Boutique.

La presidenta del Concejo Deliberante de Pinamar, Analía Figueroa (JxC), confirmó esta mañana a LA NACION que hoy tenían previsto trabajar en la Comisión de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos cómo se repartirían los 1,2 millones de dólares que ingresarían en la operación con Energy Group S. R. L, con los porcentajes que se afectarían para ejecutar cada una de las obras públicas sugeridas en la iniciativa que lleva la firma del secretario de Gobierno municipal, Alberto Lamarque.

El retiro de la propuesta por parte del inversor quitó el tema del orden del día y el siguiente paso será devolver al Departamento Ejecutivo el ahora malogrado proyecto de ordenanza. Por ahora ni se vende calle ni habrá —al menos en lo inmediato— primer complejo “all inclusive” en Pinamar.