BOLÍVAR: Impactante búsqueda de un trabajador rural víctima de sextorsión

 


Hoy unos 300 efectivos de la Policía Bonaerense y vecinos de distintos campos se embarcaron en la búsqueda de Juan Woldryk; un trabajador rural que fue visto por última vez el miércoles pasado.

 

El despliegue abarcó unos 29 kilómetros a la redonda del establecimiento agropecuario El Rincón en donde prestaba tareas el hombre. Se usaron caballos, perros entrenados para la localización de personas, drones y un diverso equipamiento que llegó a Bolívar procedente de diferentes estamentos policiales bonaerenses.

 

Los Bomberos Voluntarios, por su parte, también colaboran específicamente en lo relativo al rastreo en canales y espejos de agua utilizando para ello equipos especiales incluyendo el trabajo de buzos.

 

La hipótesis más firme de la fiscal Julia María Sebastián es que a Woldryk lo contactaron por redes sociales con el perfil de una mujer, chatearon con el e intercambiaron fotos íntimas y luego llamaron para extorsionarlo –posiblemente- haciéndose pasar por policías e informándole que había una denuncia por grooming en su contra.

 

La fiscal explicó que este engaño se genera habitualmente contactando a una persona a través de llamados telefónicos y/o mensajes por telefonía celular hasta conseguir que ésta provea fotografías íntimas. Luego presuntos abogados, comisarios y/o fiscales lo llaman para decirle que esas fotos fueron enviadas a menores de edad y que hay que poner determinada suma de dinero para que no se hagan públicas y evitar denuncias penales.

 

“Entre pertenencias de Woldryk se localizó un número de teléfono anotado con la leyenda “fiscal”, que nos llevó a la Unidad Penal de San Nicolás. También el día 28 hizo Woldryk una transferencia de dinero a un domicilio de San Pedro. Tras los allanamientos todo quedó verificado y durante el día de ayer localizamos personas cercanas a Woldryk que habrían escuchado algunas conversaciones telefónicas de éste en los que aseguraba que iba a hacer transferencias de dinero”.

 

También dijo la fiscal que Woldryk vendió un automóvil para efectuar una segunda transferencia dineraria. Sin embargo, un día después se registra un posteo en su perfil de Facebook. Se trata de una fotografía suya en ropa interior con una leyenda que rezaba “comunicate porque esto empeora”. “Una hermana de Woldryk es quien le avisa acerca de la existencia de este posteo y prácticamente una hora después de ello se produce la desaparición”.

 


El dato es por demás relevante, ya que no quedarían dudas acerca de los motivos de la desaparición de Woldryck y por ello mismo la fiscal insistió en la necesidad de informar que es considerado una víctima de la extorsión y que, de ninguna manera, está incurso en ninguna denuncia penal en su contra. Esto es importante, resaltó, por si Woldryck continúa con vida y de alguna manera accede a información.