SAN CLEMENTE: Escrachó a clientes que comieron en su restaurante y pagaron con tarjeta de la AUH

duexo-de-la-parrillita-de-san-clemente-cerrx-su-cuenta-de-facebook-1-crop1644840048369-jpg-173442843

El dueño de un restaurante de San Clemente del Tuyú nunca pensó que un posteo de Facebook le podía traer tantas consecuencias, Todo comenzó la semana pasada, cuando una familia comió en su local gastronómico y pagó el ticket con la tarjeta de la Asignación Universal con Hijos.

Horas más tarde, el propietario, Claudio Santorelli, compartió una foto de la cuenta de $4.900 junto a la tarjeta de la AUH en la red social y la publicación se volvió viral.

ed 

La publicación tomó tanta repercusión que la Revista y Editorial Sudestada le dedicó una dura reflexión y el caso cobró aún más trascendencia.

Rápidamente, comenzaron a aparecer mensajes de repudio en las redes sociales:

"Escrachando a la gente, para colmo que van a su restaurante...Que carajos te import. con que pagan mientras te pague. bolu...!", "Tantos años yendo a comer a La Parrillita, San Clemente, sin saber que el dueño era tremendo sore...".

Fueron algunos de los repudios que recibió el dueño del restaurante.

Otra usuaria, Flavia Cartabia Groba, fue un poco más allá: 

"Mi restaurante favorito en San Clemente La Parrillita, San Clemente que gracias a un exitoso plan de vacunación contra la Covid (HOY) tiene el boliche lleno, "no sabe" que los pobres tienen derecho a estar de vacaciones. Lo que yo no sabía es que los humildes no tenían derecho a ir a su restaurante".

"Claudio Santorelli tampoco sabe, nunca se enteró, que San Clemente del Tuyú es EL lugar de veraneo de los cabecitas negras. Claudio debiera poner su negocio en Pinamar, Villa Gesell, Puerto Madero, Villa Traful, en vez de un lugar tan villero como San Clemente... ".

Agregó. ds

Y continuó: 

"Ahí lo tenemos al dueño, controlando y escrachando una gaseosa de litro para 4 personas, una mila con papas para compartir y 1/4 de parrillada (que no llega a ser ni media porción). Claudio haciendo negocio gracias a quienes tenemos que ahorrar durante todo el puto año para ir de vacaciones, despreciando a quienes juntan el mango todo el año para que finalmente ese mango termine en el bolsillo de Claudio y Claudio se queje".

Ante este panorama, Santorelli volvió a recurrir a su Facebook para pedir disculpas y despegar a sus socios del posteo: 

"Quiero pedir disculpas por la publicación que realicé hace unos días sobre el pago de una adición con la tarjeta de la Asignación Universal por HIjos de Anses. Esto no ocurrió en Don Venancio. Esta situación ocurrió en La Pärrillita y soy el único responsable de la publicación".

"Pido que no se involucre a mi socio o nadie que compone el equipo de negocios. Insisto soy el único responsable de la publicación".

Agregó.

Pero la situación siguió escalando y en una primera instancia el dueño del restaurante decidió borrar o cambiar la privacidad de su cuenta de Facebook, pues la publicación original no estaba disponible.


linko