Denuncia que el banco la estafó porque le depositaron una cuota del Pro.Crear y el dinero le desapareció


  

“Sufrí una gran estafa por tener dinero en el Banco Hipotecario (sucursal Bahía Blanca)”, afirmó Melina González, beneficiaria del programa ProCrear. “El jueves 30 de diciembre de 2021 me depositaron el segundo desembolso del crédito en la cuenta que fue abierta exclusiva para ese fin, y el domingo 2 de enero de 2022 se gestionó una transferencia desde mi cuenta sin mi consentimiento desde el banco hacia un destino que desconozco y el banco no informa ni investiga: me robaron”, agregó.

 

“Ni abrí ningún link malicioso. No tengo grabada las contraseñas en ningún sitio. Sólo uso mi internet como cualquiera de nosotros desde mi teléfono. La estafa fue dejarme sin línea y usaron mi línea Movistar para que llegue aparentemente un SMS de confirmación de transferencia DEBIN, un domingo a la hora 0, por montos que superan los quinientos mil”, explicó.

 

“¿Cómo se gestiona una transferencia DEBIN sin siquiera haber ingresado al home banking?  ¿Por qué el Banco sigue brindando la opción de SMS si sabe que no es segura? Y sabiendo lo que está ocurriendo, porque esto no es nuevo sino que es una práctica conocida que afecta a varios bancos y desde hace varios meses”, amplió.

 

González salió sorteada para recibir un crédito del Procrear el año pasado. Ahí nació un sueño que hoy entró en un by-pass que le impide mantener la ilusión de tener su casa propia, al menos en los tiempos que ella lo tenía previsto.

 

“Un domingo, cerca de las doce de la noche, se transfirieron más de un millón de pesos sin dejar rastro y sin mi intervención. El banco me respondió que, como usaron mi línea celular, que en realidad el Banco brinda esa opción como medida de seguridad para recibir clave que el mismo Banco envía, y que ellos no son responsables. ¿Cómo puede ser que no tengan las medidas de seguridad para resguardar a sus clientes?”, se preguntó.

 

La denunciante planteó que, por lo que le sucedió y sabe que le ha ocurrido a otras personas con el mismo banco (operador habitual de los créditos Procrear) en distintas ciudades del país, es inevitable dudar del compromiso de confidencialidad de la entidad crediticia.

 

“¿Cómo sabían que me habían depositado en esos días? Tengo mis serias dudas sobre la confidencialidad de la información de los clientes, ¿se está filtrando información?”, expresó.

 

Denuncias formales ante la Justicia y Defensa del Consumidor


Melina González realizó sendas denuncias en la UFIJ N° 7 (expediente 152-22) y en la Oficina de Defensa del Consumidor (N° 742549).

 

“De las denuncias espero respuestas. Les comparto esta triste situación para que conozcan esta modalidad delictiva y que vean cómo actúa el Banco Hipotecario ante estas situaciones: desamparando y dejando solos a los clientes”, afirmó.

 

Un párrafo aparte, indicó, merece el trato dispensado por el gerente de la sucursal bahiense de la entidad crediticia donde tiene la cuenta por el crédito del Procrear.

 

“El Sr. Nicolás P. mencionó no estar al tanto; dijo que desconocía lo que está pasando y que haga lo que crea conveniente, cuando yo le planteé que iba a realizar las denuncias del caso”, manifestó.

 

Esfuerzos que quedan en suspenso

 

“Esta situación de gran angustia se suma a que he debido parar la obra de mi vivienda que estaba llevando a adelante con gran esfuerzo”, dijo Melina González, de 36 años.

 

“La primera etapa de la casa está terminada; está el techo y parte de la instalación eléctrica. Falta desde revoque hasta las terminaciones. Yo esperaba poder mudarme en abril o mayo, y ahora no sé qué va a pasar…la ilusión de tener mi casa quedó detenida en el tiempo”, lamentó.

 

La entrevistada dijo que sabe de otros casos “calcados” al suyo, con damnificados radicados en Coronel Pringles, Neuquén y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

“Interpreté que el banco iba a investigar y no fue así. Ahora ni el historial del home banking está disponible. Tengo muchos cuidados y me robaron igual y me duele decir que no es seguro tener dinero en el banco”, concluyó.