Se les prendió fuego el colectivo en el que vivían y perdieron todo

Un tremendo incendio consumió el colectivo que una familia usaba como vivienda en el barrio San Jorge. Ocurrió pasadas las 7 de la mañana en un terreno ubicado en inmediaciones de las calles Huaura y Estación Algarrobo.

Por razones que no fueron determinadas, el vehículo tomó fuego y quedó totalmente destruido. La primera hipótesis indica que podría haberse originado por un cortocircuito.

Allí estaban residiendo Cristian Kleiman y Támara Guerrero, ambos de 24 años, y sus dos hijos de 4 años y 6 meses. Por suerte, explicaron servidores públicos que acudieron al llamado de emergencia, no se lamentaron lesionados.

Según le explicaron a este medio, salieron por sus propios medios antes de que las llamas se expandieran y fueron a lo de un vecino.

“Me desperté de casualidad, vi la cajonera y la estufa prendidas fuego, todo justo en el medio del colectivo. Agarré al bebé y quise agarrar unos baldes, pero como vi que no lo iba a poder apagar busqué al otro nene y salimos. Una vecina que justo se iba a trabajar me ayudó a llevar al nene a lo de mi suegra que vive a unas cuadras”.

Le contó Tamara al móvil de la emisora.

Y recordó:

“Estamos acá hace tres meses, el micro lo compraron mis suegros y mi pareja, era como una casilla rodante. Si uno se sabe acomodar se puede, nos vinimos acá para poder juntar plata y construir una casa para que el día de mañana mis hijos tengan donde vivir”.

Respecto de la necesidad más urgente, la joven señaló que necesita pañales talle G para varón y ropa para los dos chicos, especialmente, aunque tanto ella como su marido tampoco tienen nada. Para colaborar con esta familia se pueden acercar a calle Cristo Redentor 2802. Su celular es el 291-4684880.

Trabajó en el lugar personal de la guardia de Defensa Civil, Bomberos del Cuartel Alberdi y agentes policiales. Además, se le dio aviso al área municipal pertinente para ayudar a dicha familia.



 


Publicar un comentario