Murió un jugador de Rugby por las fracturas de vertebras que sufrió en pleno partido

 



El joven de 28 años, Lucas Pierazzoli falleció anoche al no poder ser estabilizado por la grave lesión que sufrió cuando disputaba un partido de rugby con su equipo, Hurling ante el SITAS en la localidad de El Palomar.

 

El jugador sufrió un golpe durante un partido que le provocó fracturas en dos vértebras y un edema cerebral.

 

La impactante noticia recordó de inmediato el caso de Jerónimo Bello, pilar del SIC que falleció en 2019, luego de padecer una lesión similar en 2016. La coincidencia trágica es que Pierazzoli y Bello habían sido compañeros de la misma división en el colegio Pilgrims.

 

Pierazzoli se desempeñaba en la Primera División B del torneo de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA). El accidente se produjo en el marco de un ruck, cuando sufrió un golpe en la zona cervical y quedó desplomado en el piso.

 

“Faltando 3 o 4 minutos para que terminara el partido se golpeó y cayó al piso. Enseguida nos dimos cuenta que era algo grave. Sufrió un paro cardiorrespiratorio y de inmediato fue asistido por los médicos de los dos clubes y se le hizo RCP [reanimación cardiopulmonar] durante 40 minutos”, contó Bianca Palermo, jugadora de Sitas y estudiante de medicina que colaboró con el proceso de RCP. “Fue una situación horrible para todos los que estábamos presentes. No estamos acostumbrados. Este tipo de cosas no son frecuentes”.

 

Posteriormente, el jugador fue trasladado en ambulancia al Hospital Posadas, ubicado también en la localidad de El Palomar, a 2 kilómetros del club, donde falleció cerca de la medianoche. “La Unión Argentina de Rugby despide con profundo dolor a Lucas Pierazzoli, jugador de primera división del club Hurling. Nuestra institución acompaña a los familiares, amigos y seres queridos en este triste momento”, expresaron. Y agregaron: “Recordamos a Lucas del mismo modo que lo hicieron quienes tuvieron la fortuna de conocerlo: como un amante del rugby que disfrutaba del deporte cada día, reconocido dentro y fuera del campo de juego, tanto por sus compañeros como sus ocasionales adversarios deportivos”.

 

Publicar un comentario