PRIMERO EN CNM: La justicia denegó el pedido de detención y el policía acusado de violación seguirá libre

Un detalle, un tecnicismo, un cambio de Juzgado de último momento, un viernes cuando todos tienen ganas de abandonar tribunales antes de tiempo y una medida radical que sacude a la causa en la que se denuncian violaciones reiteradas – durante 8 años- contra una joven que hoy tiene 15.

 Nota producida por CNM. Sirvase citar fuente al utilizar la noticia.

En el inicio de la tarde de este viernes un juez denegó el pedido de detención contra Claudio Estigarribia el ex policía acusado de vejámenes contra su hijastra.

  Nota producida por CNM. Sirvase citar fuente al utilizar la noticia.

Cuando todo llevaba a declararlo como prófugo (situación en la cual nunca se encontró porque nunca se había habilitado la detención) la jueza María Fernanda Hachmann detectó que el relato del primer abuso, ocurrido en 2013, se perpetró en Ostende. En ese año su juzgado no tenía competencia para esa localidad no podía seguir haciéndose cargo del proceso y derivó todo al juzgado 4 de Diego Olivera Zapiola, de Mar del Tuyú, quién se encuentra de licencia médica y que es subrogado por el magistrado Gastón Giles. Fue este último el que entendió que los audios, la carta que dejó el imputado al marcharse, las pruebas recolectadas, el informe médico y el relato de la víctima no eran suficientes para detener a Estigarribia. Pidió una pericia psiquiátrica que demandará meses y desestimó la solicitud del fiscal Walter Mercuri.

  Nota producida por CNM. Sirvase citar fuente al utilizar la noticia.

Ahora, con la notificación, el ex policía quiere declarar. Cambió su fisonomía al marcharse, evitó los lugares que frecuentaba y cortó contacto con allegados sólo para no ser aprehendido (demorado). Con la medida que se dictó hace minutos sabe que es muy difícil que termine tras las rejas hasta el juicio oral que podría demorar años en realizarse.

  Nota producida por CNM. Sirvase citar fuente al utilizar la noticia.

La causa

 

El martes último una joven de 15 años le relató a su mamá que era violada desde que tenía 7 años por su padrastro. Los ataques se sucedían cada vez que su mamá iba a cumplir con la guardia como policía en la comisaría de Pinamar. El atacante, también policía, ingresaba a su cama para ultrajarla.

 

Cuando realizó el relato hubo una discusión entre los integrantes de esta pareja. Estigarribia pedía no ser denunciado pero la madre de la nena no accedió y fue a la comisaría de la mujer de Madariaga. En ese lapso de tiempo el hombre se cortó el pelo, mandó audios y dejó una carta para irse.

 

Cuando fueron a notificarlo de la causa en su contra y a aprehenderlo ya no estaba y sólo pudieron levantar las sábanas y ropa interior de la nena que había sido atacada horas antes.

 

Ahora hay pruebas de ADN en curso, ya se conocen resultados médicos pero para Gastón Giles no es suficiente y hay malestar entre la familia que fue víctima del hecho.

Publicar un comentario