Destrozó un colectivo con una barreta en una discusión de tránsito


La sociedad se encuentra hoy por hoy con una realidad que carece de paciencia y que ante algún incidente, la violencia se hace presente y todo termina de la peor manera.

Un hecho concreto tuvo lugar en la localidad bonaerense de San Miguel donde un colectivo de la línea 740 se desvió de calle porque la que transita habitualmente estaba cerrada por arreglos, pero el chofer rozó a un auto, y el dueño se bajó y le destruyó el colectivo con una barreta, situación que fue grabada por la víctima.

Ramiro hace cuatro años que es colectivero de la línea 740, y si bien trabajando en la calle vivió hechos de violencia, lo que le pasó el sábado a las 19 en San Miguel es digno de una escena de la película argentina “Relatos Salvajes”.

El conductor había dejado a los dos últimos pasajeros y cambió de recorrido porque estaban arreglando la calle Pichincha por donde circula normalmente, por lo que tuvo que tomar Ángel Gallardo, que es muy transitada y allí se enfrentó cara a cara con la violencia.

María, su esposa, contó que en la esquina de Ángel Gallardo y Las Malvinas hay un taller mecánico. “Además de los autos particulares que hay estacionados en la calle, se suman los vehículos que están en refacción. Por eso es imposible que dos colectivos pasen a la vez. Por dejar pasar a un compañero, mi marido tocó uno de esos autos y desató la furia del mecánico”.

La mujer compartió el video de la agresión en las redes sociales, donde se puede ver claramente al hombre que fuera de sí y con una barreta primero rompió el parabrisas y después el vidrio del lado del conductor. La propia víctima fue quien tomó las imágenes.

“En la empresa no van a tomar ninguna represalia porque mi marido fue agredido y lo del golpe lo va a arreglar el seguro. Después de mucho insistirle, mi marido esta tarde fue a hacer la denuncia a la policía. Por suerte solo sufrió un pequeño corte en la mano”.

Santa Fe: mujer atacó automóvil con matafuegos

Otro episodio de violencia tuvo lugar en la noche de sábado, cuando una mujer alteró la tranquilidad de un barrio en Santa Fe. A los gritos y con un matafuego en mano, destruyó un auto que estaba estacionado frente a un edificio, y la secuencia quedó registrada en un video tomado por uno de los vecinos del lugar.

A puros golpes, la mujer destrozó un BMW que estaba estacionado frente a un edificio: forzó las puertas y logró abrirlas, abolló el capot, rompió las ópticas y pulverizó los espejos retrovisores. Además, en un momento se subió al techo del vehículo para continuar rompiéndolo.

El episodio se registró cerca de las 21.30 frente a un edificio ubicado en Boulevard Gálvez al 1400 donde alterados por los ruidos, los vecinos llamaron a la Policía. Primero apareció en escena un patrullero que siguió de largo y luego volvió al lugar. Cuando finalmente personal de la seccional Tercera del barrio Candioti Sur llegó, intentaron calmar a la agresora pero ella no entraba en razón. Por ese motivo, debieron retirarla del auto por la fuerza y llevársela esposada.

Una vez que la trasladaron a la comisaría, la atacante forcejeó con el personal policial e impactó contra un escritorio en donde se encontraba una computadora. A su vez, le dio una patada a una suboficial que intentó calmarla. El fiscal de turno que intervino en el caso dispuso que se le inicie a la atacante una causa por “daño calificado”, “atentado” y “resistencia a la autoridad”.

La agresora fue identificada como Yesica María Andrea Aput Martínez, y rompió el auto de su supuesto amante llamado Raúl Berizzo, de 67 años y abogado penalista. Mientras la mujer cometía el ataque el hombre estaba inconsciente en su departamento. Así lo encontraron sus hijos quienes llamaron al servicio de emergencias y los médicos diagnosticaron que “el estado de inconsciencia fue debido a una ingesta medicamentosa y que el mismo se encontraría estable”. Por ello fue trasladado al Hospital Cullén, de la capital provincial.




 

Publicar un comentario