El gobierno nacional evalúa aplicar nuevas restricciones



El presidente Alberto Fernández se prepara emitir un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) donde prorrogará el actual sistema que establece parámetros para definir la existencia de distritos de “bajo riesgo”, “mediano riesgo”, “alto riesgo” y la situación de “alarma epidemiológica y sanitaria”. Lo que aún no resolvió es si, en medio de la preocupación por el impacto de la segunda ola de coronavirus, sumará mayores restricciones. Eso sí, está descartado volver a un cierre total.


El Presidente pasó los primeros días tras su regreso de Europa reunido con sus colaboradores analizando la situación. Según confiaron cerca del jefe del Estado, hay mucha inquietud por lo que está sucediendo en algunas provincias, como Santa Fe, Córdoba y Mendoza. En las últimos 24 horas, se sumaron 28.680 nuevos contagios -fueron 23.694 nuevos casos, ya que 4986 son de la carga atrasada de Formosa- y 505 muertos.


Hoy, cuando restan cuatro días para el vencimiento del DNU, todo está en análisis. Desde mantener las actuales restricciones o ir a un esquema más duro, como impulsa siempre el gobernador Axel Kicillof. Fue Nicolás Kreplak, número dos de Salud, el que pidió “un cierre fuerte en las próximas semanas”. El objetivo es cerrar para esperar la llegada de las vacunas que se anunciaron la última semana.


La novedad es que, tras resistir el cierre de los colegios, la Ciudad anticipó que, si la tendencia se mantiene en las próximas 72 horas, podrían tomar medidas como el fin de la presencialidad en las aulas y plegarse a las restricciones que fije la Casa Rosada en el DNU.


Sin tiempos para aprobar la ley que envió al Congreso para gestionar la pandemia, que ya generó el rechazo de Juntos por el Cambio, el Presidente trabaja sobre la próxima etapa junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.


“La única alternativa es un DNU que vuelva a poner en vigencia las restricciones, que son muy necesarias”, dijo el mandatario tras aterrizar en Buenos Aires después de pasar seis días en Portugal, España, Italia y Francia.


Alberto Fernández quedó sorprendido por lo que vio en el Viejo Continente, especialmente en Francia, donde todo cierra a las 19, aunque se mantiene la circulación de gente. “¿Vieron lo que era París, lo que pasaba en Roma? No es un tema solo nuestro”, reflexionó el Presidente ante algunos funcionarios.

Publicar un comentario