La Provincia actualizó los protocolos y criterios que se utilizan para realizar los hisopados


La Dirección de Vigilancia Epidemiológica y Control de Brotes del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, informó sobre nuevos lineamientos para optimizar la utilización de los recursos diagnósticos en los casos sospechosos para COVID-19.

La medida se tomó para evitar la saturación de los laboratorios de diagnóstico, dado que en la última semana se registró un aumento general de casos sospechosos en la provincia cercano al 50%, con una proporción aún mayor en la región del AMBA que ha duplicado la cantidad de muestras recibidas.

Por este motivo, el Ministerio de Salud Bonaerense, solicitó a todos los equipos de salud para que confirmen por criterio clínico epidemiológico (es decir, no realizar de toma de muestra hisopado) en los casos que cumplan con lo siguiente: 

CRITERIO 1: Todo caso sospechoso que reúna 2 o más de los siguientes síntomas: fiebre, tos, odinofagia, dificultad respiratoria, vómitos/diarrea/cefalea/mialgias* y que en los últimos 14 días previos al inicio de los síntomas haya sido contacto estrecho de un caso confirmado por laboratorio. 

CRITERIO 2: Toda persona que en ausencia de cualquier otra causa identificada comience con pérdida repentina del gusto o del olfato.

Excepto los siguientes grupos: Pacientes que presenten criterios clínicos de internación Pacientes con factores de riesgo (de 60 años o más) diabetes, enfermedad cardiovascular o respiratoria crónica, insuficiencia renal, cirrosis, inmunocompromiso, obesidad). Personas gestantes Trabajadores y trabajadoras de la salud Personal esencial Personas fallecidas, sin causa conocida 

Asimismo, se hizo hincapié en que sólo se estudiará por laboratorio a quienes posean un caso sospechoso según el protocolo vigente. Es decir, no se estudiará por laboratorio a personas asintomáticas, ni con síntomas que no correspondan a la definición de caso. 

A su vez, es importante focalizar en la cuarentena de los contactos estrechos por 14 días desde su último contacto con un caso confirmado, sin que esta conducta pueda ser modificada por ningún estudio adicional, ya que este resulta el único mecanismo efectivo para detener la cadena de transmisión del virus. 

Frente a esta situación, consideraron crucial el manejo clínico de la persona que acude al servicio de salud para que, como debería ocurrir para cualquier cuadro de vías respiratorias, esa persona restrinja sus actividades y contactos mientras perduren los síntomas. 

El contagio de otros virus respiratorios, por la similitud de la presentación clínica con COVID-19 repercute, en última instancia en la cantidad de casos sospechosos a resolver por laboratorio, comprometiendo los recursos ya mencionados, además de la salud de la población.


 


Publicar un comentario