Se agarró a piñas con un vecino porque le había tocado la cola a su mamá


Una mujer iba con su hijo a realizar compras en un quiosco, cuando un sujeto la sorprendió en la calle y le tocó sus partes íntimas en dos oportunidades, por lo que el joven salió en defensa de su madre, y el conflicto desembocó en una riña, en la que se tiraron hasta con ladrillos. Ocurrió en Santiago del Estero. 

De acuerdo a lo denunciado por María (48), la víctima, el hecho ocurrió pasado el mediodía del viernes, cuando salió de su domicilio junto a su hijo (26) para ir a un comercio ubicado a unos metros de su casa, según consignó El Liberal.

Antes de llegar al lugar de destino,  el acusado -quien se encontraba con un grupo de amigos, tomando bebidas alcohólicas- le tocó los glúteos a la mujer, por lo que la misma reaccionó manifestándole al acusado: 

“Qué te pasa, a mí no me faltes el respeto”.

Pero el sujeto se hizo el “desentendido” y guardó silencio. Por lo tanto, la víctima y su hijo continuaron su camino.

Sin embargo, durante el camino de regreso, la damnificada pasó de nuevo por el lugar, y el depravado volvió a manosearla. Esta situación fue advertida por el hijo de la mujer, quien salió en defensa de su madre. Ahí fue donde se produjo el ataque a golpes entre ambos. 

La gresca se hizo mayor cuando intervinieron varios familiares del acusado quienes incluso destruyeron la parte frontal de la vivienda de la mujer y su hijo, a la que le arrojaron ladrillos, y la amenazaban: 

“Ya vas a ver, sos una p... te voy a prender fuego la casa, ya te vamos a hacer incendiar la casa, cuando te pille en la calle te vamos a matar che p...”.



Publicar un comentario