CASO ARIEL MALVINO: La familia espera la fecha de inicio del juicio oral


El juzgado a cargo de la investigación del crimen de Ariel Malvino, el joven que hace 15 años murió tras ser atacado a golpes en el balneario brasileño de Ferrugem, está abocado a la digitalización de los tramos principales de la causa, por lo que la familia de la víctima confía en que durante 2021 finalmente se llevará a cabo el juicio oral a los tres correntinos acusados.

Alberto Malvino, padre de Ariel, explicó que “el Juzgado de Santa Catarina está digitalizando las partes más importantes de la causa, con lo cual, pandemia mediante, estimamos para este año el juicio oral”.

Además señaló que “la causa, con las demoras de siempre, no se detuvo durante la pandemia” y “los acusados apelaron la elevación a juicio ante el Tribunal Superior de Santa Catarina y ante la propia Corte Suprema en Brasilia”. El padre, en diálogo con Télam, recordó que “todas las apelaciones fueron rechazadas y se confirmó la sentencia de elevación a juicio oral. Sólo resta esperar la fecha para el debate”.

Por su parte, las defensas de los imputados Carlos Andrés Gallino Yanzi, Horacio Antonio Pozo y Eduardo Braun Billinghurst mantienen una postura hermética ante la prensa, tal como lo hicieron desde el inicio de la investigación, y desarrollan poca actividad en las redes sociales.

Gallino Yanzi y Pozo serán juzgados por el delito doloso de “lesiones corporales con resultado de muerte”, mientras que Braun Billinghurst por “tentativa de homicidio agravado”, ya que se le atribuye haberle arrojado una piedra a Malvino cuando éste estaba tirado en el piso luego de haber sido derribado a golpes por los otros dos sospechosos.

Los tres imputados declararon en dos ocasiones ante la Justicia, la primera había sido en 2007, cuando presentaron argumentos y testigos para sostener que son inocentes.

Cabe recordar que en octubre de 2019, el vicepresidente segundo del Tribunal de Justicia del Estado de Santa Catarina, Carlos Adilson Silva, habilitó los defensores la tramitación de un recurso especial de efecto suspensivo del debate que el 29 de noviembre de ese año les fue rechazado, de acuerdo a la resolución a la que tuvo acceso Télam.

En abril de 2016 de la sala 1 de la Cámara Federal de Casación Penal declaró inadmisible un recurso extraordinario solicitado por las defensas para declarar la nulidad de las indagatorias tomadas vía exhorto en el juzgado federal correntino a cargo de Juan Carlos Vallejos.

La agencia Télam pudo reconstruir de distintas fuentes del entorno de los acusados que Eduardo Braun Billinghurst está casado y maneja una empresa junto a su hermano Lautaro -quien lo acompañó en las vacaciones de aquel verano 2006-, con quien vende maquinaria pesada como representantes de una marca internacional. Por su parte, Gallino Yanzi ya no vive Corrientes sino que se mudó a la provincia de Neuquén y está en pareja y Pozo está casado y si bien es veterinario está abocado a una empresa constructora propiedad de su familia.





Publicar un comentario