SANTA TERESITA: Violento asalto de encapuchados a un comerciante

Un comerciante de Santa Teresita fue víctima de un violento asalto cuando tres sujetos ingresaron por la fuerza, golpearon a su hijo y se llevaron todo el dinero que había en el lugar. “La verdad que tengo ganas de irme. Tengo mucha tristeza, bronca, impotencia”, expresó el vecino.


El violento hecho tuvo lugar el viernes, alrededor de las 20.00 horas, en el comercio “Aluminio Lavallol – Santa Aluminio”, ubicado en calle 33 N° 859. El hijo de Hernán Stea, dueño de la empresa, junto a su novia se encontraban en una vivienda ubicada dentro del predio cuando tres sujetos encapuchados ingresaron tras violentar una puerta.


Una vez dentro del lugar inmediatamente comenzaron a golpear brutalmente al joven exigiéndole dinero. Luego de que les entregara todo lo que había en la casa lo llevaron hasta el comercio a los golpes, sustrajeron lo que había allí y se dieron a la fuga.


“Fue un hecho terrible que pensamos que acá nunca iba a pasar. Mi hijo les entregó todo, lo seguían golpeando, apuntándole con un arma en la cabeza. Fue algo brutal, estamos todos muy shokeados, tristes por lo que nos pasó. Estamos muy mal por todo lo que está pasando en Santa Teresita porque están robando en muchos lugares y esto no pasaba”, relató Hernán en diálogo con Costa de Noticias.


“Estaban encapuchados y con barbijos. Mi hijo no pudo verlos porque apenas entraron le empezaron a pegar y lo tiraron al piso. Eran tres personas y uno era el más agresivo. Nunca imagine que en Santa Teresita iba a necesitar cámaras. Yo vengo de Buenos Aires donde tengo de todo por seguridad y pensé que acá no me iba a hacer falta y hoy tuve que pedir que vengan a instalarme las cámaras”, señaló.


El comerciante destacó que junto a su familia eligieron mudarse a Santa Teresita en busca de tranquilidad. Sin embargo, hoy se están replanteando esta decisión. 


“Apostamos a Santa Teresita por la calidad de vida y los vecinos buenos que tenemos. Amo mi pueblo porque yo me siento parte de Santa, pero estoy desilusionado. Hoy me pregunto si valió la pena hacer todo el esfuerzo que hicimos con mi mujer y mis hijos que dejaron su vida, sus amigos. Hicimos una gran inversión y apostamos por este pueblo para que podamos crecer juntos y hoy me replanteo todo esto. La verdad que tengo ganas de irme. Tengo mucha tristeza, bronca, impotencia. Esperemos que se investigue hasta el final porque no me gustaría que le pase a nadie más”, manifestó.


Fuente: Costa de Noticias

Publicar un comentario