LA DESAPARICIÓN DE FACUNDO: Buscarán rastros de su adn en un patrullero secuestrado

Un peritaje sobre la camioneta Hillux que se utilizaba como patrullero en la delegación de Mayor Buratovich, el secuestro de un teléfono utilizado por agentes policiales y la profundización de tareas de campo. Esas fueron las nuevas medidas investigativas que solicitó en las últimas horas la Fiscalía Federal N°1 de Bahía Blanca para encontrar nuevos datos referidos a la misteriosa desaparición de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que fue visto por última vez el pasado 30 de abril cuando se dirigía desde Pedro Luro a Bahía Blanca.

En el móvil policial donde supuestamente llevaron a Facundo aquel mediodía, las autoridades judiciales realizarán una inspección ocular y se levantarán muestras físicas (rastros) y biológicas (ADN, manchas hemáticas, etc.).

Por otro lado, el Juzgado interviniente libró oficios a las compañías Facebook e Instagram requiriendo información respecto a la última vez en el que el joven se conectó a sus redes sociales.

Por otra parte, Rafael Martin Pacheco, en su carácter de Secretario de Protección Ciudadana del partido de Villarino, envió una nota por correo electrónico, poniendo a disposición el teléfono de utilización diaria por parte de los efectivos que se encuentran afectados al Destacamento ubicado en Teniente Origone. Asimismo, se está analizando la localización vehicular automatizada, relacionada con la geolocalización de los móviles policiales el día del hecho.

Finalmente, hoy arribó a nuestra ciudad una comisión designada por la División Búsqueda de Prófugos y Personas Desaparecidas de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina para colaborar con la investigación.

Mario Gabriel Sosa sería, según fuentes judiciales, el oficial que acompaña a Facundo en lo que hasta el momento es la última foto que se tiene del joven de 22 años con vida.

Publicar un comentario