INSÓLITO: Hicieron un mega operativo con policías, bomberos y obreros para recuperar las joyas de una novia que se estaba por casar

El coronavirus ha cambiado los planes de muchas parejas que tenían pensado casarse durante la primera mitad del año. Muchísimas bodas tuvieron que ser canceladas, aplazadas o suspendidas hasta nuevo aviso en todo el mundo a raíz de la pandemia que hizo imposibles las grandes reuniones de personas.

Sin embargo, con la baja de casos que se vive en gran parte de los países de Europa, las uniones matrimoniales lentamente vuelven a ponerse en marcha.

Estos días, aprovechando el final de la cuarentena y con los cuidados necesarios para evitar posibles brotes del virus, muchas parejas se preparan para dar el sí con algunos cambios en la organización, pero con el mismo amor. Aunque, claro, con o sin virus los nervios e imprevistos siempre van a estar para complicar un poco más las cosas.

Es que los conflictos de los días previos son inevitables y hay parejas que "sufren" hasta el último momento. Una gran prueba de eso puede dar Eva, una mujer de Granada (España), que, tras aplazar su casamiento en dos ocasiones a causa del coronavirus, finalmente puso la fecha para enlace para este sábado 18 de julio.
Pero casi tiene que volver a frenar todo el evento por tercera vez consecutiva por un accidente insólito, que obligó a la movilización de todo un barrio. Un contratiempo que casi la mata del disgusto.

Era una mañana relajada, pensando en resolver las últimas cuestiones para el gran día.

Eva estaba desayunando en una cafetería de Granada que tenía mesitas en la vereda. De repente, un mal movimiento hizo caer los aritos que había elegido especialmente para entrar a la iglesia.

En un instante dramático, vio cómo los pendientes que planeaba llevar en la boda se le caían al suelo, con tanta mala suerte que calzaron justo en el fondo de una alcantarilla.
Los aritos de Eva se cayeron por la alcantarilla.

"Lo que faltaba, se me perdieron los pendientes de mi boda", contó la mujer al canal local Telecinco. Y describió el increíble momento que provocó que en segundos la zona se rodeara de curiosos.
"La mesa estaba encima de una alcantarilla y de repente hacen boom y directo (dice señalando al suelo). Cayeron por la rendija. Me quedé blanca".
Relató la mujer con desesperación.

Hubo que convocar obreros para abrir la alcantarilla.

En cuestión de minutos se organizó un improvisado dispositivo de rescate para recuperar las joyas de la novia.
"Recibimos una llamada a las 11.15 aproximadamente".
Describió Alberto Pérez, uno de los oficiales implicados en la movida. Los vecinos de la zona se quedaron estupefactos cuando vieron aparecer a bomberos y policías en el lugar del incidente.

Aunque luego hubo que seguir convocando especialistas, ya que los agentes no lograron dar con los aritos, por lo que tuvieron que llamar a un grupo de obreros que estaban trabajando en una obra de la zona.

Alberto Pérez, uno de los oficiales implicados en la movida.
"No había manera de abrir la alcantarilla".
Comentó el agente que vio como en total había 10 personas buscando los aritos. Después de dos horas hubo final feliz. Los obreros, provistos de herramientas más especializadas, lograron sacar las joyas de la alcantarilla y salvar así la boda de Eva.
"Qué no pasen más cosas, por favor".
Rogó la mujer que espera poder dar el sí sin más interrupciones este sábado.
Con una especie de escoba lograron pescar el arito.

Publicar un comentario