(VIDEO) El duro testimonio de la mujer noqueada a fierrazos: "Todos creían que iba a morir"

Con mucho dolor por una fractura de cráneo, como consecuencia de la brutal golpiza que recibió al intentar recuperar su moto robada, Nadia Soto brindó detalles a Crónica HD sobre el ataque que la dejó al borde de la muerte, a unas cuadras de su casa, en el barrio catamarqueño de San Antonio Sur, en la capital provincial. "Sólo recuerdo cuando él salió con el fierro a pegarme y luego nada más. No pensé que me iba a pasar esto, que me iban a dejar así", lamentó la joven de 24 años.

El violento episodio, ocurrido el pasado sábado cerca de las 11.30, fue dado a conocer en las últimas horas por las impactantes imágenes en las que puede verse cómo un hombre, identificado como Adrián Sebastián Luna, sale de una vivienda con un fierro con el que golpea reiteradas veces a Soto, ya que ella y su prima Tamara Silva (26) le reclamaron que había robado su Yamaha Crypton 110 que dejaron estacionada en la vereda de una casa, a la cual ingresaron.

A raíz de los golpes, Soto cae desvanecida al asfalto y Luna continúa golpeándola. Entonces, Silva junto a otro joven atacan al acusado con lo que parece ser el respaldo de una silla.
Personal de la Comisaría N°9 intervino y le puso fin a la pelea, solicitaron una ambulancia para que Soto sea trasladada a un hospital y arrestaron al principal agresor y a dos individuos más: uno de apellido Astorga (18), señalado por entorpecer el procedimiento; y otro identificado como Gustavo Antonio Martínez (30), señalado como el verdadero autor del robo de la moto.

Según contó Soto a Crónica HD, estuvo 16 horas al borde de la muerte en el Hospital San Juan Bautista, donde quedó internada. Confirmó que sufrió una fractura de cráneo, hemorragia interna y varios politraumatismos, que no la dejan dormir, comer ni salir de su casa.

"Sólo recuerdo cuando él salió con el fierro a pegarme y luego nada más. Lo conozco del barrio. Tiene antecedentes, estuvo varias veces preso, incluso en el penal", explicó sobre su agresor, Luna; y respecto al otro sospechoso, indicó que "es amigo" de atacante. "El chico decía que no era él quien me robó la moto, pero sí fue él. La chica que vive en frente de casa nos dijo que era él. Cuando fui a encararlo, salió con un fierro y me pegó. Salió directamente a pegarme. No tiene que volver a salir. Debe quedar preso", agregó.

La joven, conmocionada, concluyó: “Sentí que volví a vivir porque todos pensaban que me iba a morir. Me dieron el alta hospitalaria, pero tengo volver en 20 días. No aguanto más el dolor. No pensé que me iba a pasar esto, que me iban a dejar así".

Publicar un comentario