MADARIAGA: ¿Por qué el “Take Away” puede ser la alternativa de apertura de los cafés?

Una mesa bloquea el ingreso y proporciona servilletas, alcohol y azúcar
Luego del reclamo de los gastronómicos por la reapertura comienzan a barajarse alternativas en el municipio. Temen que la discusión se transforme en presión y escale hasta límites similares a los de la comunidad para lograr reabrir algunos locales; tal como sucedió la semana pasada.

Madariaga con cero casos, cuarentena nacional en fase 4 y sectores no amparados que desde hace un mes están paralizados. A eso se le suma que la provincia hace dos semanas no responde los pedidos de reapertura protocolizados que hizo la comuna.

Hoy el conflicto sigue latente y hay que buscar acciones que descompriman. Los gastronómicos incluyen a restaurantes y cafés y, en el horario laboral de la mañana, no está mal visto lo que analiza la ciudad de Buenos Aires: el “Take Away” una modalidad norteamericana en donde el vaso de café es descartable, no hay casi ingreso al local, y se pueden expedir tostados, hamburguesas y comidas rápidas.

Pasas a buscar, pagas y te lo llevás.

El horario matutino o bancario sería la alternativa con la posibilidad de mesas a la calle y límite de sillas para evitar que la gente se aglomere en torno a una charla. Todo el material: vaso y cuchara en material descartable y el azúcar en sobre para luego ser arrojado a la basura. El mozo y eventualmente algún cliente que vaya al baño serían los que se muevan dentro del local.

Las provincias norteñas ya lo aplican y es un cambio de paradigma que asegura algo de ingresos. Incluso en Salta las colas de los bancos, en torno a la plaza 9 de Julio, disminuyeron porque muchos optan por recurrir al “Take Away” una especie de parada para hacer tiempo, con distanciamiento y para matizar la jornada.

Publicar un comentario