MADARIAGA: Hisoparon a la enfermera que tuvo contacto estrecho con el positivo de Coronavirus en Gesell y mañana se sabrá el resultado

Jesica Angaramo cumple con un nuevo día de aislamiento en su domicilio y fue sometida a un hisopado para determinar si sufre de COVID-19.

La tarea de tomar la muestra, que será enviada a Mar del Plata y de la cual se sabrán resultados mañana, fue llevada adelante por personal del Hospital Municipal.

La mujer dialogó con Central de Noticias Madariaga y aseguró que presenta algo de fiebre, con 37,5 grados, y dolor de garganta. En una situación similar se encuentra su pareja quién se encuentra con ella en el interior del domicilio en donde cumplen la cuarentena.

Angaramo fue una de las enfermeras que debió colocarle una sonda al hombre de 76 años que ingresó a la guardia del hospital de Villa Gesell por un golpe, luego se le detectó una afección pulmonar y las pruebas de PCR dieron positivo de COVID-19.

Al regresar a la ciudad en el auto junto a su pareja se autoaisló. Desde ese momento no salió más a la calle y familiares le realizan las compras y le dejan las bolsas en la puerta con productos para que ella las entre.

Esta mañana una infectóloga de Gesell tomó contacto con ella para preguntarle acerca de su estado. Hasta ese momento nadie de esa localidad la había llamado a pesar de haberse originado toda esta situación en ese distrito.

En la puerta de su vivienda un auto particular con un efectivo policial custodia para constatar que no sale a la calle.

“Creo que la situación es muy difícil. Veo muchas falencias y la gente no entiende la realidad en la que vivimos”, dijo Jesica al hablar de la tarea que deben encarar los trabajadores de la sanidad.

Por la situación ocurrida en el Arturo Illia hay unas 14 personas entre enfermeros, médicos y personal de limpieza. Muchos de ellos son nuevos en sus trabajos y viven con temor estos días de aislamiento. Todos se comunican mediante Whatsapp.

Publicar un comentario