La bebé vendida en Cañuelas fue encontrada en Córdoba

Con 10 días de vida sus padres la entregaron a una mujer de Córdoba por 3200 dólares, que resultaron ser falsos.

Fue recuperada durante la tarde sana y salva.

En un operativo interprovincial sin precedentes, coordinado por el fiscal Lisandro Damonte y con la decisiva colaboración de la policía de Córdoba, en horas de la tarde fue encontrada Sofía Ugarte, una beba de poco más de 10 días vendida el 11 de mayo a una mujer de esa provincia.

Tras una investigación de inteligencia que se realizó sin pausa a lo largo de dos días, la bebé fue recuperada en una casa de Villa Giardino, sana y salva. Tanto los padres de la menor como la compradora, de 47 años, quedaron detenidos a disposición de la Fiscalía 1 y del Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas.

El caso -sobre el que InfoCañuelas no informó hasta hoy para no entorpecer la labor judicial y evitar poner en riesgo la seguridad de la bebita- se inició el 11 de mayo. A las 18 se registró un llamado al 911 dando cuenta de un supuesto robo de un bebé en calles Alem y Lara, cerca de la plaza Sabin Salk de Cañuelas.

Minutos más tardes los integrantes de la pareja conformada por Daiana Fazio y Gustavo Ugarte, con domicilio en Carlos Spegazzini, partido de Ezeiza, fueron trasladados a la Comisaría 1ra. para efectuar la denuncia. Allí, la mujer dijo que durante el embarazo trabó relación por redes sociales con una mujer identificada como Carolina Bakker, oriunda de Córdoba; que forjaron una especie de amistad; que ella la ayudó durante el embarazo; y que había decidido ofrecerle ser la madrina de Sofía, nacida en los últimos días de abril en el Hospital de Ezeiza.

Luego señaló que había invitado a Bakker para conocer a la bebé y que quedaron en encontrarse cerca de la estación de Cañuelas, adonde concurrió en el auto con su marido. Agregó que mientras él aguardaba en el vehículo ella se dirigió al encuentro de Bakker, que arribó en una camioneta blanca junto a otra mujer que manejaba; que en un momento tuvo que ir al baño, que dejó a su hija en brazos de su amiga y que, al regresar, la camioneta y sus ocupantes con la bebé habían desaparecido.

Ante las dudas que generó el relato, por indicación del fiscal Lisandro Damonte -que seguía la situación por teléfono- se decidió ahondar en las preguntas. Fue así como aparecieron contradicciones hasta que la mujer se quebró: manifestó que en realidad había querido vender a la bebé, que a último momento se arrepintió y que Bakker se la arrebató. Sin embargo, el relato se desmoronó cuando la policía halló en el pantalón del hombre un fajo de dinero, compuesto de 32 billetes de 100 dólares falsos, fotocopiados, y 2.000 pesos.

Inmediatamente la pareja quedó aprehendida por el delito de Promoción para la supresión de identidad de menor de edad (artículo 139 bis, párrafo primero del Código Penal).

A partir de allí se dispuso el secuestro del teléfono de Fazio y se verificaron las cámaras de seguridad de la zona, que permitieron dar con una Chevrolet Trucker blanca. En una de las cámaras se logró observar cuando la mamá subía al vehículo, se logró verificar la imagen de la conductora que iba con otra femenina y en un momento se observó como un “pasamano” de la recién nacida. En otra de las cámaras se captó parte de la patente.

Tras una apertura del teléfono de Fazio se revisaron los mensajes que había intercambiado con Bakker, en los que se hablaba de un pago de "80 mil" por la bebé, pero no queda claro si pesos o dólares ni está certificado si hubo pagos previos; incluso se habla de la entrega de un teléfono como parte de pago.

BÚSQUEDA FRENÉTICA:

El fiscal Lisandro Damonte formó una comisión especial de investigación comandada por el subcomisario de Cañuelas, Fabián Ernesto Rolón, junto con personal de inteligencia que trabajó en simultáneo en Spegazzini, Mar del Plata, ciudad de Buenos Aires y Córdoba. El equipo trabajó sin descanso durante dos días ya que los distintos domicilios que tenía registrados Bakker estaban desactualizados porque eran sitios que había alquilado.

Este miércoles se logró determinar que la camioneta Trucker blanca pertenecía a Nelba Cabrera, con domicilio en Villa Giardino. Al arribar al lugar la mujer se quebró inmediatamente, relatando que una mujer de esa localidad la había contratado para hacer un viaje a Cañuelas a buscar una bebé.

En su poder se secuestró un permiso de tránsito para circular hacia Cañuelas en calidad de asistencia, con fecha 11 de mayo, lo que dio credibilidad a su testimonio.

La mujer expresó en forma espontánea el domicilio donde había dejado a Bakker, en el barrio La Higuerita, por lo que el fiscal Damonte pidió una orden de allanamiento a la Fiscalía de Villa Carlos Paz y al correspondiente Juzgado, que en cuestión de minutos lo autorizaron. La policía cordobesa rodeó la manzana e ingresó al domicilio indicado (Los Álamos 936), donde halló a Sofía, a Bakker, y al padre de ésta.

En la vivienda se encontró el mismo enterito que usaba cuando se la llevaron, una mantita rosa y el certificado de parto. En poder del hombre, en tanto, se secuestró un arma de fuego.

Finalmente, los padres de la menor quedaron imputados de los delitos de Falsa denuncia, Falso testimonio y Promoción de la supresión de identidad, que prevé hasta 10 años de cárcel. En el día de la fecha se negaron a declarar.

Respecto de Bakker, fue detenida por el delito de Afectación de la identidad de un menor, que prevé una pena de hasta 6 años de cárcel.

Este miércoles ya se inició el proceso de extradición interprovincial entre el jugado de Córdoba y el Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas.

En cuanto a Cabrera, se secuestró su teléfono celular y en virtud de su espontánea colaboración en la causa, no fue detenida.

El diario de La Falda Estafeta On Line informó que Sofía quedará provisoriamente a cargo de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de Córdoba (SENAF). A las 19 hs. fue entregada a una familia que la cuidará hasta que el Juzgado con competencia de Familia de Córdoba defina su destino. Seguramente se dispondrá su entrega en adopción debido a que los padres perderían la patria potestad.

QUIÉNES TRABAJARON EN LA CAUSA:

En un breve contacto telefónico con InfoCañuelas, el fiscal Lisandro Damonte se mostró feliz y al mismo tiempo extenuado por un trabajo de investigación que lo mantuvo 48 horas sin descanso.

“Quiero destacar el trabajo que han realizado los policías, especialmente el subcomisario Fabián Ernesto Rolón de Cañuelas; el comisario Inspector Agüero, jefe de Inteligencia e Investigación Zonal de Córdoba y sus colaboradores Ponce, Ordoñez y Bracamonte; y del comisario Carballo de la DDI de Cañuelas que intervino en la apertura y análisis del teléfono de Fazio. Todos hicieron un trabajo excelente con una dedicación indescriptible. Sinceramente no puedo creer cómo trabajaron, junto con la Dra. Jorgelina Gómez, titular de la Ufi 3 de Villa Carlos Paz, y el juzgado de Control que aprobaron un allanamiento en cuestión de minutos”.

Asimismo, Damonte destacó la encomiable labor de sus secretarios Gustavo Montefiore y Pablo González, como así también el compromiso del juez Martín Miguel Rizzo.